Gerenciacarlos : gerencia contemporanea

  Archivos
Nov 14 [3]
Mayo 14 [2]
Jun 13 [1]
Abr 13 [1]
Dic 12 [1]
Nov 12 [5]
Mayo 11 [4]
Abr 11 [16]
Nov 10 [5]
Jul 10 [5]
Mayo 10 [10]
Abr 10 [3]
Mar 10 [1]
Feb 10 [10]
Ene 10 [4]
Nov 09 [16]
Oct 09 [9]


Sindicación
Artículos
Comentarios


Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
 

LECTURA N° 9: ESTILOS DE APRENDIZAJE

Enlace permanente 4 de Noviembre, 2009, 20:52

LECTURA N° 9: ESTILOS DE APRENDIZAJE

Tomado con fines instruccionales de: Gallego y Alonso. (2002). Estilos de aprendizaje, estilo de enseñanza. España: Universidad Nacional de Educación a Distancia.

El concepto de estilo en el lenguaje pedagógico suele utilizarse para señalar una serie de distintos comportamientos reunidos bajo una sola etiqueta. Por ejemplo, hablamos de estilos de dirección y describimos el estilo autocrático, el estilo participativo, etc.

Los estilos son algo así como las conclusiones a las que llegamos acerca de la forma cómo actúan las personas. Nos resultan útiles para clasificar y analizar lo comportamientos, pero se corre el peligro de servir de simples etiquetas. Al reflexionar sobre las teorías del aprendizaje, en esta lectura tenemos la tarea de concretar lo que significa teórica y prácticamente esta teoría.

Aunque para algún autor el estilo es algo superficial compuesto por comportamientos externos…., sin embargo, pensamos que el estilo es bastante más que una mera serie de apariencias.

Desde una perspectiva fenomenológica las características estilísticas son los indicadores de superficie de dos niveles profundos de la mente humana: El sistema total de pensamiento y las peculiares cualidades de la mente de un individuo para establecer lazos con la realidad.

Este punto de vista significa que características personales como la preocupación por el detalle y el uso fácil de la lógica para determinar la verdad, la búsqueda de significados, la necesidad de opciones, no son simples casualidades sino aspectos muy unidos a elementos psicológicos.

Cuando Gregory (1979) y otros autores estudiaron, en los años 70, los comportamientos característicos de los alumnos brillantes, dentro y fuera del aula, encontraron aspectos muy contradictorios. Unos tomaban muchos apuntes, otros casi no anotaban una línea.

Unos estudiaban cada noche y otros sólo antes de los exámenes, y así ocurría en otras áreas y actividades. Poco a poco los investigadores fueron comprobando que las manifestaciones externas respondían, por una parte, a disposiciones naturales de cada individuo y por otra, a resultados de experiencias y aprendizajes pasados.

Cuatro aspectos aparecieron como especialmente importantes en el funcionamiento cognoscitivo:

1.- Las cualidades especiales que se refieren al espacio concreto y al espacio abstracto. Con el espacio concreto conectamos con los sentidos, con el espacio abstracto con la inteligencia, las emociones, la imaginación y la intuición.

2.- El tiempo es controlado por el orden y estructuración de las realidades, orden que puede ser secuencial (no lineal, multidimensional).

3.- Los procesos mentales de inducción y deducción.

4.- Las relaciones se mueven dialécticamente entre reafirmarse en su individualidad y compartir y colaborar con otros.

La mente humana es capaz de utilizar estos elementos bipolares de diferentes formas según la situación en que se encuentre, aunque cada persona tiene una predisposición a relacionarse mejor con ciertas condiciones para su crecimiento y desarrollo personal.

¿Qué son los Estilos de Aprendizaje?

El análisis de los estilos de aprendizaje ofrece indicadores que ayudan a guiar las interacciones de la persona con las realidades existenciales. Facilitan un camino, aunque limitado, de auto y heteroconocimiento. Veamos en concreto, algunas de las definiciones más significativas analizando las peculiaridades:

Para Claxton y Raslton (1978: 1) "Estilos de Aprendizaje es una forma consistente de responder y utilizar los estímulos en un contexto de aprendizaje".

Riechmann (1979; 2): "Estilos de Aprendizaje es un conjunto particular de comportamiento y actitudes relacionadas con el contexto de aprendizaje".

Bulter (1982) indica que los Estilos de Aprendizaje: "Señalan el significado natural por el que una persona más fácil, efectiva y eficientemente se comprende a sí misma, el mundo y la relación entre ambos".

Kolb (1984) incluye el concepto de Estilo de Aprendizaje dentro de su modelo de aprendizaje por la experiencia y lo describe como: "Algunas capacidades de aprender que se destacan por encima de otras como resultado del aparato hereditario de las experiencias vitales propias, y de las exigencias del medio ambiente actual".

Por su parte Leichter (1973) profesor de educación de Teachers Collage, Columbia University, Nueva York, ha estudiado lo que él llama estilos educativos. Muchos de los puntos de su análisis coinciden con lo que nosotros hemos denominado estilos de aprendizaje, por ejemplo, cómo los individuos se diferencian en el modo de iniciar, investigar, absorber, sintetizar y evaluar las diferentes influencias educativas en su ambiente, de integrar sus experiencias, la rapidez de aprendizaje, etc.

Desde nuestro punto de vista, una de las definiciones más claras y ajustadas es la que propone Keefe (1988) y que hacemos nuestra:

Los estilos de Aprendizaje son los rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos, que sirven como indicadores relativamente estables, de cómo los discentes perciben, interaccionan y responden a sus ambientes de aprendizaje.

 

Los Estilos de Aprendizaje

Honey y Mumford (1986) han partido de una reflexión académica y de análisis de la teoría y cuestionarios de Kolb (1984), para llegar a una aplicación de los estilos de aprendizaje en la formación de directivos del Reino Unido, en el marco del International Management Center from Buckingham. Es importante situarse en estas coordenadas para comprender el enfoque de estos autores.

Les preocupa averiguar porqué en una situación en la que dos personas comparten texto y contexto una aprende y otra no. La respuesta radica en la diferente reacción de los individuos, explicable por sus necesidades acerca del modo por el que se exponen al aprendizaje y aprehenden el conocimiento. Aquí aparece una explicación: los estilos de aprendizaje de cada persona originan diferentes respuestas y diferentes comportamientos ante el aprendizaje.

Lo ideal, afirma Honey (1986), podría ser que todo el mundo fuera capaz de experimentar, reflexionar, elaborar hipótesis y aplicar a partes iguales. Es decir, que todas las virtualidades estuvieran repetidas equilibradamente. Pero lo cierto es que los individuos son más capaces de una cosa que de otra. Los estilos de aprendizaje serán algo así como la interiorización por parte de cada sujeto de una etapa determinada del ciclo.

Los estilos, en consecuencia, para Honey y Mumford (1986) son también cuatro, que a su vez son las cuatro fases de un proceso cíclico de aprendizaje:

Activo.

Reflexivo.

Teórico.

Pragmático.

Esta clasificación no se relaciona directamente con la inteligencia, porque hay gente inteligente donde predominan diferentes estilos de aprendizaje. Parece útil la estrategia de Honey y Mumford (1989) de prescindir parcialmente de la insistencia en el factor inteligencia, que no es fácilmente modificable, e insistir en otras facetas del aprendizaje que sí son accesibles y mejorables.

En este sentido los referidos describen así los estilos de aprendizaje que ellos definen:

Activos: las personas en las que predomina el estilo activo se implican plenamente y sin prejuicios en nuevas experiencias. Son de mente abierta, nada escépticos y acometen con entusiasmo las tareas nuevas. Son gentes del aquí y ahora y les encanta vivir nuevas experiencias. Sus días están llenos de actividad. Piensan que por lo menos una vez hay que intentarlo todo. Tan pronto como desciende la excitación de una actividad, comienzan a buscar la próxima. Se crecen ante los desafíos que suponen nuevas experiencias, y se aburren con los largos plazos. Son personas muy de grupo que se involucran en los asuntos de los demás y centran a su alrededor todas las actividades.

Reflexivos: A los reflexivos les gusta considerar las experiencias y observarlas desde diferentes perspectivas. Recogen datos, analizándolos con detenimiento antes de llegar a alguna conclusión. Su filosofía consiste en ser prudente, no dejar piedra sin mover, mirar bien antes de pasar. Son personas que gustan considerar todas las alternativas posibles antes de realizar un movimiento. Disfrutan observando la actuación de los demás, escuchan a los demás y no intervienen hasta que se han adueñado de la situación. Crean a su alrededor un aire ligeramente distante y condescendiente.

Teóricos: Los teóricos adaptan e integran las observaciones dentro de teorías lógicas y complejas. Enfocan los problemas de forma vertical escalonada, por etapas lógicas. Tienden a ser perfeccionistas. Integran los hechos en teorías coherentes. Les gusta analizar y sintetizar. Son profundos en su sistema de pensamiento, a la hora de establecer principios, teorías y modelos. Para ellos si es lógico es bueno. Buscan la racionalidad y la objetividad huyendo de lo sujetivo y de lo ambiguo.

Pragmáticos: El punto fuerte de las personas con predominancia en estilo pragmático es la aplicación práctica de las ideas. Descubren el aspecto positivo de las nuevas ideas y aprovechan la primera oportunidad para experimentarlas. Les gusta actuar rápidamente y con seguridad con aquellas ideas y proyectos que le atraen. Tienden a ser impacientes cuando hay personas que teorizan. Pisan la tierra cuando hay que tomar una decisión o resolver un problema. Su filosofía es, siempre se puede hacer lo mejor.

El Learning Styles Questionnarie (L. S. Q) de Peter Honey y Allan Mumford está compuesto con ochenta ítems. El sujeto debe responder si está de acuerdo o en desacuerdo a todas las preguntas. La mayoría de los ítems son comportamentales, es decir, describen una acción que alguien puede realizar. El L.S.Q está diseñado para detectar las tendencias generales del comportamiento personal.

Características de los cuatros Estilos de Aprendizaje según nuestra perspectiva

Anteriormente, hemos recogido la descripción de los estilos de aprendizaje según la conceptualización de Honey y Mumford (1986). Ahora, añadimos a cada uno de los estilos una lista de características (tabla de especificaciones) que creemos, determinan con claridad el campo de destrezas de cada estilo (Alonso, 1992).

Hemos dividido, en cada estilo, dos niveles de características. Las cinco características que han obtenido las puntuaciones más significativas como resultado de los análisis factoriales y de competentes principales de las 1.371 encuestas (Alonso, 1992) las denominadas características principales y las citamos por el mismo orden de prioridad que nos ha aparecido en el estudio estadístico.

Características de Estilo Activo

Características principales:

Animador.

Improvisador.

Descubridor.

Arriesgado.

Espontáneo.

Otras características:

Creativo.

Novedoso.

Aventurero.

Renovador.

Inventor.

Vital.

Vividor de la Experiencia.

Generador de ideas.

Lanzado.

Protagonista.

Chocante.

Innovador.

Conversador.

Líder.

Voluntarioso.

Divertido.

Participativo.

Competitivo.

Deseoso de aprender.

Solucionador de problemas.

Cambiante.

Características de Estilo Reflexivo

Las personas que obtengan un predominio claro del estilo reflexivo poseerán muchas de estas características o manifestaciones:

Características principales:

Ponderado.

Concienzudo.

Receptivo.

Analítico.

Exhaustivo.

Otras características:

Observador.

Recopilador.

Paciente.

Cuidadoso.

Detallista.

Elaborador de argumentos.

Previsor de argumentos.

Estudioso de comportamientos.

Registrador de datos.

Investigador.

Asimilador.

Escritor de informes y declaraciones.

Lento.

Distante.

Prudente.

Inquisidor.

Sondeador

Características del Estilo Teórico

Las personas que obtengan una mayor puntuación en el estilo teórico tendrán características o manifestaciones como éstas:

Características principales:

Metódico.

Lógico.

Objetivo.

Crítico.

Estructurado.

Otras características:

Disciplinado.

Planificado.

Sistemático.

Ordenado.

Sintético.

Razonador.

Pensador.

Relacionador.

Perfeccionista.

Generalizador.

Buscador de hipótesis.

Buscador de teorías.

Buscador de modelos.

Buscador de preguntas.

Buscador de supuestos subyacentes.

Buscador de conceptos.

Buscador de finalidad clara.

Buscador de racionalidad.

Buscador de "por qué".

Buscador de sistemas de valores, de criterios,…

Inventor de procedimientos para…

Explorador.

Características del Estilo Pragmático

Las personas que obtengan una mayor puntuación en el estilo pragmático tendrán característica

o manifestaciones como éstas:

Características principales:

Experimentador.

Práctico.

Directo.

Eficaz.

Realista.

Otras características:

Técnico.

Útil.

Rápido.

Decidido.

Planificador.

Positivo.

Concreto.

Objetivo.

Claro.

Seguro de sí.

Organizador.

Actual.

Solucionador de problemas.

Aplicador de lo aprendido.

Planificador de acciones.

| Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

<<   Noviembre 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías
General [52] Sindicar categoría
Alonso, Gallego y Honey (1994) [5] Sindicar categoría
comunicacion efectiva [1] Sindicar categoría
Conductas inteligentes [3] Sindicar categoría
Derechos Humanos [1] Sindicar categoría
evaluacion del desempeño [1] Sindicar categoría
evaluacion del talento humano [2] Sindicar categoría
Formatos de evaluacion [1] Sindicar categoría
Gerencia [15] Sindicar categoría
habitos de estudios [1] Sindicar categoría
la gerencia contemporanea [1] Sindicar categoría
Metacognicion [1] Sindicar categoría
MOTIVACION [2] Sindicar categoría
Representaciones graficas [2] Sindicar categoría
SOLUCIÓN DE PROBLEMAS [1] Sindicar categoría
UNEFA [7] Sindicar categoría