Gerenciacarlos : gerencia contemporanea

  Archivos
Nov 14 [3]
Mayo 14 [2]
Jun 13 [1]
Abr 13 [1]
Dic 12 [1]
Nov 12 [5]
Mayo 11 [4]
Abr 11 [16]
Nov 10 [5]
Jul 10 [5]
Mayo 10 [10]
Abr 10 [3]
Mar 10 [1]
Feb 10 [10]
Ene 10 [4]
Nov 09 [16]
Oct 09 [9]


Sindicación
Artículos
Comentarios


Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
Mayo del 2011

 

INVESTIGACIÓN CUANTITATIVA NO EXPERIMENTAL

Enlace permanente 19 de Mayo, 2011, 15:29

                                                         LA INVESTIGACIÓN

La investigación  de acuerdo con Sabino (2000), se define como “un esfuerzo que se emprende para resolver un problema, claro está, un problema de conocimiento” (p. 47), por su lado Cervo y Bervian (1989) la definen como “una actividad encaminada a la solución de problemas. Su Objetivo consiste en hallar respuesta a preguntas mediante el empleo de procesos científicos” (p. 41).

Ahora bien, desde el punto de vista puramente científico, la investigación es un proceso metódico y sistemático dirigido a la solución de problemas o preguntas científicas, mediante la producción de nuevos conocimientos, los cuales constituyen la solución o respuesta a tales interrogantes.           

La investigación puede ser de varios tipos, y en tal sentido se puede clasificar de distintas maneras, sin embargo es común hacerlo en función de su nivel , su diseño y su propósito . Sin embargo, dada la naturaleza compleja de los fenómenos estudiados, por lo general, para abordarlos es necesario aplicar no uno sino una mezcla de diferentes tipos de investigación, de hecho es común que hallar investigaciones que son simultáneamente descriptivas y transversales, por solo mencionar un caso.

El nivel de investigación: Este se refiere al grado de profundidad con que se aborda un fenómeno u objeto de estudio. Así, en función de su nivel el tipo de investigación puede ser:

INVESTIGACIÓN EXPLORATORIA:

La Investigación Exploratoria, es aquella que se efectúa sobre un tema u objeto desconocido o poco estudiado, por lo que sus resultados constituyen una visión aproximada de dicho objeto, es decir, un nivel superficial de conocimiento. Este tipo de investigación, de acuerdo con Sellriz (1980) pueden ser:

a)     Dirigidos a la formulación más precisa de un problema de investigación, dado que se carece de información suficiente y de conocimiento previos del objeto de estudio , resulta lógico que la formulación inicial del problema sea imprecisa. En este caso la exploración permitirá obtener nuevo datos y elementos que pueden conducir a formular con mayor precisión las preguntas de investigación.

b)    Conducentes al planteamiento de una hipótesis: cuando se desconoce al objeto de estudio resulta difícil formular hipótesis acerca del mismo. La función de la investigación exploratoria es descubrir las bases y recabar información que permita como resultado del estudio, la formulación de una hipótesis. Las investigaciones exploratorias son útiles por cuanto sirve para familiarizar al investigador con un objeto que hasta el momento le era totalmente desconocido, sirve como base para la posterior realización de una investigación descriptiva, puede crear en otros investigadores el interés por el estudio de un nuevo tema o problema y puede ayudar a precisar un problema o a concluir con la formulación de una hipótesis.

 

INVESTIGACIÓN DESCRIPTIVA:

La Investigación Descriptiva consiste en la caracterización de un hecho, fenómeno, individuo o grupo, con el fin de establecer su estructura o comportamiento. Los resultados de este tipo de investigación se ubican con un nivel intermedio en cuanto a la profundidad de los conocimientos se refiere.

Este tipo de investigación a su vez puede clasificarse en:

a) Estudio de Variables independiente: su misión es observar y cuantificar la modificación de una o más características de un grupo, sin establecer relaciones entre esta, en ella no se formulan hipótesis y las variables aparecen enunciadas en los objetivos de investigación.

b) Investigación Correlacional: este tipo de estudio descriptivo tiene como finalidad determinar el grado de relación o asociación no causal existente entre dos o más variables. Se caracterizan porque primero se miden las variables y luego, mediante pruebas de hipótesis correlacionales y la aplicación de técnicas estadísticas , se estima la correlación. Aunque la investigación correlacional no establece de forma directa relaciones causales, puede aportar indicios sobre las posibles causas de un fenómeno. Este tipo de investigación descriptiva busca determinar el grado de relación existente entre las variables .

La Investigación Explicativa: Se encarga de buscar el porque de los hechos mediante el establecimiento de relaciones causa-efecto. En este sentido, los estudios explicativos pueden ocuparse tanto de la determinación de las causas ( investigación postfacto ), como de los efectos ( investigación experimental ), mediante la prueba de hipótesis . Sus resultados y conclusiones constituyen el nivel más profundo de conocimientos

INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL

La investigación documental es la presentación de un escrito formal que sigue una metodología reconocida, se basa en el estudio fundado en hechos plasmados en documentos que ya fueron probados y justificados, los cuales van a ilustrar sobre el fenómeno a estudiar, esta investigación documental, se asigna en cumplimiento del plan de estudios para un curso de preparatoria o de pre-grado en la universidad, consiste primordialmente en la presentación selectiva de lo que expertos ya han dicho o escrito sobre un tema determinado.

Además, puede presentar la posible conexión de ideas entre varios autores y las del investigador. Su preparación requiere que éste reúna, interprete, evalúe y reporte datos e ideas en forma imparcial, honesta y clara, caracterizándose por el empleo predominante de registros gráficos como fuentes de información. Generalmente se le identifica con el manejo de mensajes registrados en la forma de manuscritos e impresos, por lo que se le asocia normalmente con la investigación archivística y bibliográfica.

El tipo de investigaciónes está referido a las investigaciones documentales, por cuanto el proyecto a desarrollar se enmarca en las ciencias jurídicas, considerando y delimitando el tipo de investigación, siendo el mismo de los estudios exploratorios-analíticos, al respecto Sabino (1992), destaca que: “Los estudios exploratorios intentan conocer un fenómeno poco conocido o investigado por el investigador” (p. 80).

En este sentido también se puede parafrasear a Arias (1997), quien en torno al mismo tópico señala lo siguiente: “los estudios descriptivos se constituyen en el primer nivel del proceso investigativo, dado que es a partir de ellos cuando se van a profundizar algunas áreas del quehacer humano.” (p.54).

Señala Balestrini (1998) que la investigación documental

Es aquella cuyos objetivos sugieren la incorporación de un esquema de investigación donde la recolección de información se encuentra vinculada a la delimitación de un diseño bibliográfico. Se trata de un estudio que permite la revisión de textos, revistas, periódicos, leyes, entre otros, la investigación documental es aquella que depende fundamentalmente de la información que se extrae o consulta en documentos al que se puede acudir como referencia en cualquier momento, sin que altere su naturaleza o sentido, para que aporte información o rinda cuenta de una realidad o acontecimiento.

Destaca en esta dirección, que en función de los aspectos derivados del problema investigado y de los objetivos delimitados al inicio de la misma, se hace necesario el manejo y estudio de los datos recolectados de carácter bibliográfico para cumplir con el propósito general de la investigación.

Técnicas de Recolección de la Información

Las técnicas empleadas para la conducción de las fuentes documentales según apunta Balestrini (1998)) son el subrayado, fichaje, citas bibliográficas y las notas de referencia y de ampliación de textos, entre otras técnicas pertinentes a la investigación. De esta manera, las fuentes empleadas para el desarrollo de la investigación son referencias bibliográficas y documentos, respectivamente relacionados con el tema objeto de estudio, considerando igualmente la información contenida en los medios electrónicos, esta técnica se emplearan para recolectar datos de fuentes primarias y secundarias.

En lo que respecta a la técnica del subrayado; Hochamn (1993) señala:

El subrayado se utiliza para determinar la lectura del plan real de las ideas del autor. En la primera lectura del texto se van subrayando las ideas principales para luego aislarlas rápidamente del resto del trabajo y reestructurarlas en un plan lógico o real de la obra o para resumir la misma (p.18).

Conforme a lo indicado, el subrayado se emplea para resaltar las notas más relevantes o los puntos principales de las obras consultadas, realizando previamente una lectura de las mismas, también se aplica en los puntos débiles o no entendibles del trabajo. En cuanto a la Técnica del Fichaje, el autor referido indica “el fichaje constituye una técnica que permite acumular datos, recoger ideas y organizarlo todo en un fichero”. (p.19)

Al respecto cabe mencionar que esta técnica permite obtener los datos bibliográficos de las obras consultadas, donde se encuentra información referente al objeto de estudio, objetivos planteados, a la justificación, así como el desarrollo de la investigación, sus conclusiones, y demás agiliza la realización del índice bibliográfico.

Técnicas para el Análisis e Interpretación de la Información

Para el análisis e interpretación de la información, se utilizaron técnicas propias del tipo de investigación documental, tales como: la observación documental, presentación resumida de textos, resumen analítico y análisis crítico.

Observación documental

La observación documental se realiza a partir de la lectura general de los textos y en dos fases: primero, la lectura inicial y luego la lectura detenida y rigurosa de los textos a fin de extraer de ellos datos de mayor utilidad para la investigación. En efecto, Sabino (1996) conceptúa la observación documental como: “el proceso en el cual ser revisa una extensa bibliografía con la temática de la investigación lo cual es útil para la comprensión cabal del mismo para seleccionar específicamente los aspectos que interesan en el trabajo como objeto de estudio”(p.32); de lo cual se infiere que, a través de esta técnica, se revisará la bibliografía con entendimiento previo de los objetivos a investigar  

Resumen analítico y análisis critico

Con respecto al resumen analítico y el análisis crítico, debe indicarse que se utiliza para la estructura y contenidos básicos de los textos consultados en función de los datos indagados, es decir, analiza la temática investigada de acuerdo con los objetivos propuestos, así como la evaluación y solidez interna de las ideas asumidas por el autor de la fuente analizada, de acuerdo a los parámetros de investigación planteados. En ese sentido, permiten identificar la estructura de cada uno de los textos estudiados, manteniendo las ideas que el autor a querido plantear.

Sabino (1996) lo establece como una técnica de investigación que se basa en el estudio cuantitativo del contenido manifiesto de la comunicación. Es usada especialmente en sociología, psicología, ciencias políticas y literatura.

Es preciso indicar que el investigador en los estudios jurídicos dogmaticos debe estar orientado a desentrañar el espíritu, propósito y razón de la normas en estudio; asimismo, debe emplear complementariamente el método histórico, debido a que el estudio llega consigo un análisis histórico de la  normativa legal y doctrinaria relacionada con la evolución histórico legal.

Presentación resumida de textos

La presentación resumida del texto se emplea con la finalidad de facilitar la demostración de ideas básicas contenidas en las fuentes consultada. Esta consiste en la elaboración de fichas resumen que se realizan de acuerdo a las técnicas específicas tales como el análisis y la síntesis de lecturas. Está técnica permite que el investigador consulte las fuentes de manera rápida y resumida, pudiendo identificar las ideas principales de la temática planteada.

DISEÑOS DE INVESTIGACIÓN CUANTITATIVOS NO EXPERIMENTALES

Distintos autores han adoptado diversos criterios para clasificar a la investigación no experimental, sin embargo, en este trabajo se considerará los tipos de diseños no experimentales de acuerdo con el número de momentos o puntos en el tiempo en los cuales se recolectan los datos (dimensión temporal).

En este sentido, la investigación se centra en analizar cuál es el nivel o estado de una o diversas variables en un momento dado, o bien en cuál es la relación entre un conjunto de variables en un punto en el tiempo. En estos casos el diseño apropiado (bajo un enfoque no experimental) es el transversal o transeccional. Sin embargo, otras veces la investigación se centra en estudiar cómo evoluciona o cambia una o más variables o las relaciones entre éstas. En situaciones como ésta el diseño apropiado (bajo un enfoque no experimental) es el longitudinal. Es decir, los diseños no experimentales se pueden clasificar en transeccionales y longitudinales. 

 

INVESTIGACIÓN TRANSECCIONAL O TRANSVERSAL:

Los diseños de investigación transeccional o transversal recolectan datos en un solo momento, en un tiempo único. Su propósito es describir variables, y analizar su incidencia e interrelación en un momento dado. Es como tomar una fotografía de algo que sucede. Por ejemplo, investigar el número de empleados, desempleados y subem­pleados en una ciudad en cierto momento. O bien, determinar el nivel de escolaridad de los trabajadores de un sindicato, en un punto en el tiempo. O tal vez, analizar la relación entre la autoestima y el temor de logro en un grupo de atletas de pista (en determinado momento). O bien, analizar si hay diferencias en contenido de sexo entre tres telenovelas que están exhibiéndose simultáneamente.

Estos diseños pueden esquematizarse de la siguiente manera:

 

 

Pueden abarcar varios grupos o subgrupos de personas, objetos o indicadores. Por ejemplo, medir los niveles de aprovechamiento de grupos de primero, segundo y tercer año de instrucción básica o primaria. O tal vez medir la relación entre la autoestima y el temor de logro en atletas de deportes acuáticos, de raqueta y de pista. Pero siempre, la recolección de los datos es en un único momento.

A su vez, los diseños transeccionales pueden dividirse en dos: descriptivos y correlacionales/causales.

 

DISEÑOS TRANSECCIONALES DESCRIPTIVOS

Los diseños transeccionales descriptivos tienen como objetivo indagar la incidencia y los valores en que se manifiesta una o más variables. El procedimiento consiste en medir en un grupo de personas u objetos, una o generalmente más variables y proporcionar su descripción. Son, por lo tanto, estudios puramente descriptivos que cuando establecen hipótesis, éstas son también descriptivas.

Ejemplos

Las famosas encuestas nacionales de opinión sobre las tendencias de los votantes durante periodos de elección. Su objetivo es describir el número de votantes en un país que se indinan por los diferentes candidatos contendientes en la elección. Es decir, se centran en la descripción de las preferencias del electorado.

Un estudio que pretendiera averiguar cuál es la expectativa de ingreso mensual de los trabajadores de una empresa. Su propósito es describir dicha expectativa. No pretende relacionarla con la calificación del trabajador, ni su edad o sexo, el objetivo es descriptivo. Un análisis de la tendencia ideológica de los 15 diarios de mayor tiraje en Latinoamérica. El foco de atención es única­mente describir, un momento dado, cuál es la tendencia ideológica (izquierda-derecha) de dichos periódicos, no se tiene como objetivo ver el por qué manifiestan una u otra ideología, simplemente describirla.

Un estudio del número de extranjeros que ingresan a un país en cierto momento y sus características (nación de procedencia, estado civil, edad, motivos del viaje, etcétera). El propósito es ofrecer un panorama de los extranjeros que visitan un país en una época (descripción).

Los estudios transeccionales descriptivos nos presentan un panorama del estado de una o más variables en uno o más grupos de personas, objetos (v.g., periódicos) o indicadores en determinado momento.

En ciertas ocasiones el investigador pretende hacer descripciones comparativas entre grupos o subgrupos de personas, objetos o indicadores (esto es, en más de un grupo). Por ejemplo, un investigador que deseara describir el nivel de empleo en tres ciudades.

El ejemplo que ha venido desarrollándose a lo largo del libro sobre la televisión y el niño de la Ciudad de México es en parte ejemplo de diseño transeccional descriptivo. En este tipo de diseños queda claro que ni siquiera cabe la noción de manipula­ción puesto que se trata a cada variable individualmente, no se vinculan variables.

DISEÑOS TRANSECCIONALES CORRELACIONALES/CAUSALES

Los diseños transeccionales correlacionales/causales tienen como objetivo describir relaciones entre dos o más variables en un momento determinado. Se trata también de descripciones, pero no de variables individuales sino de sus relaciones, sean éstas puramente correlacionales o relaciones causales. En estos diseños lo que se mide es la relación entre variables en un tiempo determinado. La diferencia entre los diseños transeccionales descriptivos y los correlacionales causales puede expresarse gráfica­mente de la siguiente manera:

Por lo tanto, los diseños correlacionales/causales pueden limitarse a establecer relaciones entre variables sin precisar sentido de causalidad o pueden pretender analizar relaciones de causalidad. Cuando se limitan a relaciones no causales, se fundamentan en hipótesis correlacionales y cuando buscan evaluar relaciones causa­les, se basan en hipótesis causales.

EJEMPLOS

            Una investigación que pretendiera indagar la relación entre la atracción física y la confianza durante el noviazgo en parejas de jóvenes, observando qué tan relacionadas están ambas variables (se limita a ser correlacional).

Una investigación que estudiara cómo la motivación intrínseca influye en la productividad de los trabajadores de línea de grandes empresas industriales, de determinado país y en cierto momento, observando si los obreros más productivos son los más motivados, y en caso de que así sea, evaluando el por qué y cómo es que la motivación intrínseca contribuye a incrementar la produc­tividad (esta investigación establece primero la correlación y luego la relación causal entre las variables).

Un estudio sobre la relación entre la urbanización y el alfabetismo en una nación latinoamericana, para ver qué variables macrosociales mediatizan tal relación (causal).

Una investigación que analizara cuáles son las variables que regulan la relación existente entre organizaciones proveedoras (vendedores) y organiza­ciones compradoras (clientes) en las transacciones comerciales en Latinoamérica (con volúmenes de intercambio anuales superiores a un millón de dólares), así como estudiar la vinculación que se da entre dichas variables y las razones que originan tal vinculación (se correlacionan las variables y se evalúan causalmente).

De los ejemplos puede desprenderse lo que se ha comentado anteriormente respecto a que en ciertas ocasiones sólo se pretende correlacionar variables, pero en otras ocasiones se busca el establecer relaciones causales. Desde luego, debemos recordar que la causalidad implica correlación pero no toda correlación significa causalidad. Primero establecemos correlación y luego causalidad.

Estos diseños pueden ser sumamente complejos y abarcar diversas variables. Cuando establecen relaciones causales son explicativos. Su diferencia con los expe­rimentos es la base de la distinción entre experimentación y no experimentación. En los diseños transeccionales correlacionales/causales, las causas y efectos ya ocurrieron en la realidad (estaban dadas y manifestadas) y el investigador las(os) observa y reporta. En cambio, en los diseños experimentales y cuasiexperimentales el investi­gador provoca —intencionalmente— al menos una causa y analiza sus efectos o consecuencias.

Un diseño correlacional/causal puede limitarse a dos variables o abarcar mode­los o estructuras tan complejas como la siguiente (donde cada letra en recuadro representa una variable):

 

O aun estructuras más complejas como la presentada en el apartado de hipótesis causales multivariadas del capítulo cinco (“Establecimiento de hipótesis”).

Estos diseños se fundamentan en hipótesis correlacionales y de deferencia de grupos sin atribuir causalidad (cuando se limitan a relaciones entre variables) y en hipótesis causales o de diferencia de grupos con atribución de causalidad (cuando pretenden establecer relaciones causales). Asimismo, los diseños correlacionales/causales, en ocasiones, describen relaciones en uno o más grupos o subgrupos y suelen describir primero las variables incluidas en la investigación, para luego establecer las relaciones entre éstas (en primer lugar son descriptivos de variables individuales, pero luego van más allá de las descripciones: van a establecer relaciones).

EJEMPLO

Una investigación para evaluar la credibilidad de tres conductores (locutores) de televisión, y relacionar esta variable con el sexo, la ocupación y el nivel socio-económico del teleauditorio. Primero, mediríamos qué tan creíble es cada conductor y describiríamos la credibilidad de los tres conductores. Observaríamos el sexo de las personas e investigaríamos su ocupación y nivel socio-económico, y describiríamos el sexo, ocupación y nivel socioeconómico del teleauditorio. Posteriormente, relacionaríamos la credibilidad y el sexo (para ver si hay diferencias por sexo en cuanto a la credibilidad de los tres conductores), la credibilidad y la ocupación (para ver si los conductores tienen una credibilidad similar o diferente entre las distintas ocupaciones) y credibilidad y nivel socio-económico (para evaluar diferencias por nivel socioeconómico). Así, primero describimos y luego correlacionamos.

            CONCLUSIÓN

Tanto en los diseños transeccionales descriptivos cómo en los correlacionales/causales vamos a observar variables o relaciones entre éstas, en su ambiente natural y en un momento en el tiempo.

Los diseños transeccionales correlacionales/causales buscan describir correlaciones entre variables o relaciones causales entre variables, en uno o más grupas de personas u objetos o indicadores y en un momento determinado.

Investigación longitudinal

En ciertas ocasiones el interés del investigador es analizar cambios a través del tiempo en determinadas variables o en las relaciones entre éstas. Entonces se dispone de los diseños longitudinales, los cuales recolectan datos a través del tiempo en puntos o periodos especificados, para hacer inferencias respecto al cambio, sus determinantes y consecuencias. Por ejemplo, un investigador que buscara analizar cómo evolucionan los niveles de empleo durante cinco años en una ciudad u otro que pretendiera estudiar cómo ha cambiado el contenido de sexo en las telenovelas (digamos de Venezuela) en los últimos diez años.

 Los diseños longitudinales suelen dividirse en tres tipos: diseños de tendencia (trend), diseños de análisis evolutivo de grupos (cohort) y diseños panel, como se indica en el siguiente esquema.

 

DISEÑOS LONGITUDINALES DE TENDENCIA

Los diseños de tendencia o trend son aquellos que analizan cambios a través del tiempo (en variables o sus relaciones) dentro de alguna población en general. Por ejemplo, una investigación para analizar cambios en la actitud hacia el aborto en una comuni­dad. Dicha actitud se mide en varios puntos en el tiempo (digamos anualmente durante 10 años) y se examina su evolución a lo largo de este periodo. Se puede observar o medir toda la población o bien tomar una muestra representativa de ella cada vez que se observen o midan las variables o los relaciones entre éstas. La característica distintiva de los diseños de tendencia o trend es que la atención se centra en una población.

Estos diseños pueden representarse de la siguiente manera:

 DISEÑOS LONGITUDINALES DE EVOLUCIÓN DE GRUPO

Los diseños de evolución de grupo o estudios “cohort” examinan cambios a través del tiempo en subpoblaciones o grupos específicos. Su atención son las “cohorts” o grupos de individuos vinculados de alguna manera —generalmente la edad, grupos por edad— (Glena, 1977). Un ejemplo de estos grupos (“cohoris”) sería el formado por las personas que nacieron en 1930 en Brasil, pero también podría utilizarse otro criterio de agrupamiento temporal como: las personas que se unieron en matrimonio durante 1986 y 1987 en Costa Rica o los niños de la Ciudad de México que asistían a instrucción primaria durante el terremoto que ocurrió en 1985. Los diseños de los que estamos hablando hacen seguimiento de estos grupos a través del tiempo. Usualmente en estos diseños se extrae una muestra cada vez que se mide al grupo o subpoblación más que incluir a toda la subpoblación.

EJEMPLO

Una investigación nacional sobre las actitudes hacia la dictadura militar de los chilenos nacidos en 1973, digamos cada cinco años, comenzando a partir de 1985. En este año se obtendría una muestra de chilenos de 12 años de edad y se medirían las actitudes. En 1990, se obtendría una muestra de chilenos de 17 años y se medirían las actitudes. En 1995, se obtendría una muestra de chilenos de 22 años y en el año 2 000 una muestra de chilenos de 27 años, y así sucesivamente. Así, se analiza la evolución o cambios de las actitudes mencionadas. Desde luego, aunque el conjunto específico de personas estudiadas en cada tiempo o medición pueda ser diferente, cada muestra representa a los sobrevivientes del grupo de chilenos nacidos en 1973.

DIFERENCIA ENTRE DISEÑOS DE TENDENCIA Y DE EVOLUCIÓN DE GRUPO

            Su diferencia con los diseños de tendencia puede verse en el siguiente ejemplo tomado de Wiersma (1986, p. 208).

EJEMPLO

Un investigador está interesado en estudiar las actitudes de los maestros respecto a las asociaciones de profesionales en la Región “A”. Las actitudes son medidas cada tres años durante un periodo de 15 años. En cada momento que se hace la medición, se seleccione de la población de maestros existente en ese momento, una muestra de ellos. La membresía de la población puede cambiar a través del tiempo al menos parcialmente (algunos pueden dejar de ser maestros o ingresar nuevos maestros), pero en cualquier momento o tiempo la población es la misma: los maestros de la Región ‘A” (llamada población general). Éste sería un ejemplo de un diseño de tendencia.

            Si el investigador estuviera interesado en estudiar las actitudes hacia los sindicatos de profesionales por parte de los maestros que se iniciaron como tales en 1986, en la Región “A”, el estudio involucraría el análisis de una subpoblación o grupo específico. Tres años después, la siguiente muestra se obtendría de lo que queda de esa subpoblación, la cual —en 1989— estará constituida por maestros con tres anos de experiencia. Desde luego, algunos de los maestros que se iniciaron como tales en 1986 habrán dejado la docencia, y el estudio incluirá sólo las actitudes del grupo o subpoblación de maestros que comenzaron a serlo en dicho año y en 1989 continúan en el magisterio (de toda la población de maestros se estudia a una subpoblación). Éste sería un ejemplo de diseño de evolución de grupo o cohort.

En algunas poblaciones que se modifican con relativa facilidad, los miembros actuales de la población pueden cambiar totalmente a través del tiempo (Wiersma, 1986). Por ejemplo, si se llevara a cabo una investigación sobre las opiniones políticas de estudiantes graduados en economía cada cinco años, habría un elevado porcen­taje de cambio en los integrantes actuales de esa subpoblación. Aunque la subpobla­ción seguiría siendo siempre la misma: los graduados en Economía de tal escuela(s). Es decir, los nombres de muchas personas cambiarían, la subpoblación no.

            ESQUEMA DE LOS DISEÑOS DE EVOLUCIÓN DE GRUPO

Los diseños de evolución de grupo podrían esquematizarse de la siguiente manera:

En los diseños de tendencia y de evolución de grupo se estudia el cambio en subpoblaciones o poblaciones pero debido a que en cada momento o tiempo se mide una muestra diferente aunque equivalente, el cambio se evalúa colectivamente y no de manera individual (porque las personas pueden cambiar). Si hay cambios, el investigador no puede determinar específicamente qué individuos provocan los cam­bios. En ambos tipos de diseños tal situación podría graficarse así:

Es decir, algunos o todos los sujetos pueden cambiar, pero la población o subpoblación es la misma.

DISEÑOS LONGITUDINALES PANEL

Los diseños panel son similares a las dos clases de diseños vistas anteriormente, sólo que el mismo grupo específico de sujetos es medido en todos los tiempos o momentos.

 Un ejemplo lo sería una investigación que observara anualmente los cambios en las actitudes de un grupo de ejecutivos en relación a un programa para elevar la productividad, digamos durante cinco años. Cada año se observaría la actitud de los mismos ejecutivos. Es dcir, los individuos y no sólo la población o subpoblación, son los mismos. Otro ejemplo, sería el observar mensualmente (durante un año) a un grupo que acudió a psicoterapia para analizar si se incrementan sus expresiones verbales de discusión y exploración de planes futuros, y si disminuyen sus expresiones de discu­sión y exploración de hechos pasados (en cada observación los pacientes serían las mismas personas). Esto podría expresarse gráficamente asi:

 

En los diseños panel se tiene la ventaja de que además de conocer los cambios grupales, se conocen los cambios individuales. Se sabe qué casos específicos introducen el cambio. La desventaja es que a veces resulta muy difícil obtener exactamente a los mismos sujetos para una segunda medición u observaciones subsecuentes. Este tipo de diseños puede estudiar poblaciones o grupos más específicos y es conveniente cuando se tiene poblaciones relativamente estáticas. Por otra parte, deben verse con cuidado los efectos que una medición pueda tener sobre mediciones posteriores (recuérdese el efecto de administración de la prueba vista como fuente de invalidación interna en experimentos y cuasi-experimentos, sólo que aplicada al contexto no experimental). Los diseños panel podrían esquematizarse de la siguiente forma:

 

Los diseños longitudinales se fundamentan en hipótesis de diferencia de grupos, correlacionales y causales

Los diseños longitudinales recolectan datos sobre variables —o sus relaciones— en dos o más momentos, para evaluar el cambio en éstas. Ya sea tomando a una población (diseños de tendencia o trends) a una subpoblación (diseños de análisis evolutivo de un grupo o “cohort”) o a los mismos sujetos (diseños panel).

 Comparación de los diseños transeccionales y longitudinales

Los estudios longitudinales tienen la ventaja de que proporcionan información sobre cómo las variables y sus relaciones evolucionan a través del tiempo. Sin embargo, suelen ser más costosos que los transeccionales. La elección de un tipo de diseño u otro, depende más bien del propósito de la investigación. Asimismo pueden combinarse ambos enfoques, por ejemplo: Un investigador puede analizar en un momento dado la productividad en grandes, medianas y pequeñas empresas; y ver cómo se modifica (o no se modifica) la productividad de las grandes empresas a los seis meses, al año y a los dos años.

INVESTIGACIÓN NO EXPERIMENTA (INVESTIGACIÓN EX POST FACTO) 

La investigación no experimental es también conocida como investigación Ex Post Facto, término que proviene del latín y significa después de ocurridos los hechos. De acuerdo con Kerlinger (1979) la investigación Ex Post Facto es un tipo de “... investigación sistemática en la que el investigador no tiene control sobre las variables independientes porque ya ocurrieron los hechos o porque son intrínsecamente manipulables,” (p.269). En la investigación Ex Post Facto los cambios en la variable independiente ya ocurrieron y el investigador tiene que limitarse a la observación de situaciones ya existentes dada la incapacidad de influir sobre las variables y sus efectos (Hernández, Fernández y Baptista, 1991).

D´Ary, Jacobs y Razavieh (1982) consideran que la variación de las variables se logra no por manipulación directa sino por medio de la selección de las unidades de análisis en las que la variable estudiada tiene presencia, por ejemplo, se puede analizar como influyo el movimiento del primero de enero de 1994 en Chiapas sobre la economía nacional, también se puede analizar la percepción de personas con síndrome de Down y personas que no lo tienen. En ambos casos el investigador no puede manipular directamente las variables independientes como ocurre en un estudio de corte experimental.

Es muy importante destacar que en una investigación experimental la variable independiente se manipula y por eso se le llama variable activa mientras que en la investigación Ex Post Facto la variable independiente no es susceptibles de manipulación y por eso de le llama variable atributiva. Existen al menos tres aspectos en los que la investigación experimental es semejante a la investigación Ex Post Facto:

1 Por medio de estos tipos de investigación se pueden comprobar hipótesis.

2 Se utilizan grupos semejantes excepto en algún aspecto o característica específica.

3 Se utilizan métodos estadísticos para el tratamiento y análisis de datos.las diferencias principales entre ambos tipos de investigación radican en los siguientes aspectos:

1 La investigación experimental tiene un control estricto de las variables extrañas, no así en la investigación Ex Post Facto.

2 La investigación experimental parte de grupos similares para encontrar una diferencia y establecer la relación causa-efecto. La investigación Ex Post Facto estudia dos grupos diferentes y busca qué es lo que hace la diferencia para establecer la relación causa-efecto.

Con los resultados que arroja una investigación Ex Post Facto no es posible afirmar con seguridad una relación causal entre dos o más variables, como ocurre en la investigación experimental. Lo anterior debido a la posibilidad de que no se hayan encontrado otros factores que si están afectando la variable dependiente. Si esto ocurre entonces se tienen datos espurios o falsos, es decir, existen serias dudas acerca de su origen.

La investigación experimental implica establecer mecanismos de control como condición del método experimental. No obstante lo anterior, cuando ha pasado un evento (hecho) ¿cómo puede ser controlado?

Si los cambios en la variable independiente ya ocurrieron y están fuera de la capacidad de manipulación y control del investigador, por esta razón en la investigación Ex Post Facto se estudia de manera retrospectiva el fenómeno en cuestión. Lo anterior se puede observar en un estudio sobre las experiencias de desarrollo social de personas con síndrome de Down (variable provocada por la herencia genética y no por el investigador) en un ambiente familiar restrictivo. Ambas variables están fuera del control del investigador. Leedy (1993) define la investigación Ex Post Facto como un proceso inverso a la investigación experimental.

El investigador empieza con la observación de hechos que ya se han presentado y que se han manifestado en una serie de eventos. En el área de origen del fenómeno estudiado se observan los hechos. A partir de las observaciones se procede a diseñar tanto los objetivos como las hipótesis dando inicio a la investigación en sentido opuesto a una investigación experimental.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

GLENN, DN (1977) Cohortanaíysis. Aplicaciones cuantitativas en las “Ciencias Sociales, Número 5: Beverly Huis, CA: Sage Publications Inc. serie.

 

ARY, D. / JACOBS L. / RAZAVIEH, A. ¨Introducción a la Investigación Pedagógica¨.  Editorial McGrawHill, Mexico, 1994

 

KERLINGER, FN. (1979). Enfoque Conceptual de la Investigación del Comportamiento. México, D.F.: Nueva Editorial Interamericana. Capitulo numero 8 ('Investigación experimental y no experimental ").

 

Hernández, Fernández y Baptista. (1991) Metodología de la investigación McGraw-Hill, México. Krueger, R., (1991).

 

KESSLER, R.C. Greenberg y, D.F. (1981). Análisis Lineal del Panel: Los Modelos de Cambio Cuantitativo. Londres, Reino Unido: Academic Press, Inc. (LONDRES) LTD.

 

MARKUS, G.B. (1979). Análisis de Datos de Panel. Aplicaciones cuantitativas en las "Ciencias Sociales, Número 18: Beverly Huis, CA: Sage Publi-caciones mc: Serie

 

ARIAS. E (2000). Metodología de investigación cualitativa. Caracas – Venezuela.

 

BALESTRINI (1998). Cómo se elabora el Proyecto de Investigación. Argentina Buenos Aires

 

HOCHAMN (1993). Técnicas de investigación. Ed. Trillas, México

 

SABINO, C (1992) Metodología de la Investigación. Caracas: UCV

| Referencias (0)


 

EN QUE CONSISTEN LOS ESTUDIOS EXPLORATORIOS

Enlace permanente 19 de Mayo, 2011, 15:27

    Los estudios exploratorios se efectúan, normalmente, cuando el objetivo es examinar un tema o problema de investigación poco estudiado o que no ha sido abordado antes. Es decir, cuando la revisión de la literatura reveló que únicamente hay guías no investigadas e ideas vagamente relacionadas con el problema de estudio. Por ejemplo, si alguien desea investigar lo que opinan los habitantes de alguna ciudad sobre su nuevo alcalde o gobernador y cómo piensa resolver los problemas de ella, revisa la literatura y se encuentra conque se han hecho muchos estudios similares pero en otros contextos (otras ciudades del mismo país o del extranjero). Estos estudios le servirán para ver cómo han abordado la situación de investigación y le sugerirán preguntas que puede hacer; sin embargo, el alcalde y la ciudadanía son diferentes, la relación entre ambos es única. Además, los problemas son particulares de esta ciudad. Por lo tanto, su investigación ser  exploratoria -al menos en sus inicios-. De hecho, si comienza a preguntarles a sus amigos lo que opinan sobre el nuevo alcalde, está  comenzando a explorar.

     Los estudios exploratorios son como cuando viajamos a un lugar que no conocemos, del cual no hemos visto ningún documental ni leído algún libro (a pesar de que hemos buscado información al respecto), sino simplemente alguien nos ha hecho un breve comentario sobre el lugar. Al llegar no sabemos que atracciones visitar, a que‚ museos ir, en qué‚ lugares se come sabroso, cómo es la gente; desconocemos mucho del sitio. Lo primero que hacemos es explorar: preguntar sobre qué‚ hacer y a dónde ir al taxista o al chofer del autobús que nos llevar  al hotel donde nos instalaremos, en la recepción, al camarero del bar del hotel y en fin a cuanta persona veamos amigable. Desde luego, si no buscamos información del lugar y‚ esta existía (había varias guías turísticas completas e incluso con indicaciones precisas sobre a que‚ restaurantes, museos y otros atractivos acudir; que‚ autobuses abordar para ir a un determinado sitio) podemos perder mucho tiempo y gastar dinero innecesariamente. Por ejemplo, vemos un espectáculo que nos desagrade y cueste mucho, y perdemos uno que nos hubiera fascinado y hubiera costado poco (por supuesto, en el caso de la investigación científica la inadecuada revisión de la literatura tiene consecuencias más negativas que la frustración de gastar en algo que finalmente nos desagrade).

     Los estudios exploratorios nos sirven para aumentar el grado de familiaridad con fenómenos relativamente desconocidos, obtener información sobre la posibilidad de llevar a cabo una investigación más completa sobre un contexto particular de la vida real, investigar problemas del comportamiento humano que consideren cruciales los profesionales de determinada  área, identificar conceptos o variables promisorias, establecer prioridades para investigaciones posteriores o sugerir afirmaciones (postulados) verificables (Dankhe, 1986). Esta clase de estudios son comunes en la investigación del comportamiento, sobre todo en situaciones donde hay poca información. Tal fue el caso de las primeras investigaciones de Sigmund Freud que surgieron de la idea de que los problemas históricos estaban relacionados con las dificultades   sexuales, los estudios pioneros del SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), los experimentos iniciales de Ivan Pavlov sobre los reflejos condicionados e inhibiciones, el análisis de contenido de los primeros videos musicales, las investigaciones de Elton Mayo en la planta Hawthorne de la Compañía Western Electric, etc. Todos hechos en distintas épocas y  realidades, pero con un común denominador: explorar algo poco investigado o desconocido.

      Los estudios exploratorios en pocas ocasiones constituyen un fin en si mismos, "por lo general determinan tendencias, identifican relaciones potenciales entre variables y establecen el `tono' de investigaciones posteriores más rigurosas" (Dankhe, 1986, p. 412). Se caracterizan por ser más flexibles en su metodología en comparación con los estudios descriptivos o explicativos, y son más amplios y dispersos que estos otros dos tipos (v.g., buscan observar tantas manifestaciones del fenómeno estudiado como sea posible). Asimismo, implican un mayor "riesgo" y requieren gran paciencia, serenidad y receptividad por parte del investigador.

                      

 

 

Investigación exploratoria:

La investigación exploratoria es apropiada en las etapas iniciales del proceso de la toma de decisiones. Usualmente, esta investigación está diseñada para obtener un análisis preliminar de la situación con un mínimo de costo y tiempo. El diseño de la investigación se caracteriza por la flexibilidad para ser sensible a lo inesperado y descubrir otros puntos de vista no identificados previamente. Se emplean enfoques amplios y versátiles. Estos incluyen las fuentes secundarias de información, observación, entrevistas con expertos, entrevistas de grupos con especialistas e historias de casos. Esta investigación es apropiada en situaciones de reconocimiento y definición del problema. Una vez que el problema se ha definido claramente, la investigación exploratoria puede ser útil para la identificación de cursos alternativos de acción. En este caso, el gerente busca claves para tener enfoques innovadores de mercadeo. El objetivo consiste en ampliar la esfera de alternativas identificadas, con la esperanza de incluir la "mejor" alternativa en el conjunto de alternativas a evaluar.

Investigación exploratoria

Es adecuada cuando los objetivos de la IM incluyen:

·         La identificación de problemas u oportunidades

·         El desarrollo de una formulación más precisa de un problema u oportunidad vagamente definida

·         La obtención de una perspectiva con relación a la extensión de las variables que operan en una situación;

·         El establecimiento de prioridades de acuerdo con la importancia potencial de diversos problemas u oportunidades

·         El logro de una perspectiva de la gerencia y el investigador, con respecto al tipo de situación problema;

·         La identificación y formulación de cursos alternativos de acción

·         La recolección de información sobre los problemas asociados con la realización de la investigación concluyente.

La investigación exploratoria es con frecuencia el paso inicial en una serie de estudios diseñados a fin de proveer información para la toma de decisiones. El objetivo de esta investigación es formular las hipótesis con relación a los potenciales problemas y/u oportunidades latentes en la situación de decisión. Por "hipótesis" nos referimos a un enunciado de conjetura sobre la relación entre dos o más variables. Este enunciado debe tener implicaciones claras para la medición de variables y evaluación de la relación enunciada. Por ejemplo, la investigación exploratoria sería adecuada en una situación donde la gerencia responda al síntoma de una disminución en la participación de mercadeo, preguntándose "¿cuál es el problema?". La tarea de la investigación exploratoria consiste en identificar hipótesis tentativas con respecto a la causa de esta disminución. Las hipótesis potenciales pueden reducir aún más la investigación, hasta el punto donde se pueda desarrollar un enunciado de los problemas y oportunidades. Este enunciado corresponde a las hipótesis formales con respecto a las causas de la situación de decisión. Estas hipótesis se pueden probar en una etapa posterior del proceso de decisiones.

Puesto que la investigación exploratoria se relaciona con una situación donde existe un conocimiento limitado, el diseño de la investigación se caracteriza por su flexibilidad para ser sensible ante lo inesperado y para descubrir ideas y sutilezas no reconocidas previamente. La formulación de hipótesis rara vez llega a la mente del gerente o investigador a través de la aplicación de procedimientos arraigados y rígidos. De todas las etapas del proceso de toma de decisiones, la identificación de problemas y oportunidades evita una descripción formal. Mientras que la habilidad para formular el problema de decisión debe relegarse en parte al ámbito de la inspiración, también es cierto que diversos procedimientos pueden ayudar en este proceso creativo. Estos procedimientos son:

·         Buscar fuentes secundarias

·         Entrevistar a expertos en el tema

·         Recopilar historias de casos

 

| Referencias (0)


 

EL PROCESO DE COMUNICACIONES Y EL LIBRO DE NOVEDADES

Enlace permanente 19 de Mayo, 2011, 15:25

QUÉ ES LA COMUNICACIÓN

 

Tradicionalmente, la comunicación se ha definido como "el intercambio de sentimientos, opiniones, o cualquier otro tipo de información mediante habla, escritura u otro tipo de señales".

Todas las formas de comunicación requieren un emisor, un mensaje y un receptor. En el proceso comunicativo, la información es incluida por el emisor en un paquete y canalizada hacia el receptor a través del medio. Una vez recibido, el receptor decodifica el mensaje y proporciona una respuesta.

 

PROCESO DE LA COMUNICACIÓN

 

La comunicación es un proceso porque se compone de múltiples componentes y requiere de un orden, por tal motivo adquiere su interpretación de proceso dinámico. El proceso de la comunicación se usa para relacionarnos con los demás de distintas formas.  

Se requieren ocho pasos para realizar el Proceso de Comunicación efectivamente, sin importar si éste se realiza utilizando el habla, señales manuales, imágenes ilustradas o cualquier otro medio de comunicación o tipo de lenguaje. Estos pasos son:

1.      Desarrollo de una idea.- Este primer paso es el que le da sentido a la comunicación, puesto que primero se debe reflexionar y desarrollar la idea que se desea transmitir con determinada intención, si esto no existiera la comunicación no tendría caso.

2.      Codificación.- El segundo paso consiste en codificar o cifrar el mensaje, es decir, ponerlo en un código común para emisor y receptor: palabras (de un idioma común), gráficas u otros símbolos conocidos por ambos interlocutores. En este momento se elige también el tipo de lenguaje que se utilizará: oral, escrito, gráfico, mímico, etc. y el formato específico: oficio, circular, memorándum, póster, folleto, llamada telefónica, dibujo, video, etc.

3.      Transmisión.- Una vez desarrollado y elaborado el mensaje, se transmite en el lenguaje, formato y código seleccionado, enviándolo a través de un Canal o vehículo de transmisión, eligiendo el canal más adecuado, que no tenga barreras y previniendo o controlando las interferencias.

4.      Recepción.- El paso anterior permite a otra persona recibir el mensaje a través de un Canal de recepción; los canales naturales de recepción son los órganos de los sentidos: vista, oído, olfato, tacto y gusto. Entre más órganos sensoriales intervengan en la recepción, mejor se recibirá el mensaje, pero esto no es una garantía; el receptor debe estar dispuesto a recibir el mensaje, para que éste llegue más fácilmente. Si el receptor no funciona bien, o pone una barrera mental, el mensaje se pierde.

5.      Descifrado o Decodificación.- En este paso del proceso el receptor descifra el mensaje, lo decodifica e interpreta, logrando crear o más bien reconstruir una idea del mensaje. Si esa idea es equivalente a lo que transmitió el emisor se puede lograr la comprensión del mismo.

6.      Aceptación.- Una vez que el mensaje ha sido recibido, descifrado e interpretado, entonces viene la oportunidad de aceptarlo o rechazarlo, lo cual constituye el sexto paso. La aceptación es una decisión personal que admite grados y depende de la forma en que fue percibido el mensaje, la apreciación que se hace de su exactitud, la opinión previa o prejuicio que se tenga sobre el mismo, la autoridad del emisor y las propias creencias y valores del receptor y sus implicaciones. Si el mensaje es aceptado, entonces se logra el efecto deseado y el verdadero establecimiento de la comunicación.

7.      Uso.- Este es el paso decisivo de acción, la reacción que se logra en el receptor y el uso que él le da a la información contenida en el mensaje recibido.

8.      Retroalimentación.- La retroalimentación es el paso final que cierra el circuito con la respuesta del receptor, que en este momento toma el papel de emisor, estableciendo así una interacción bilateral: la Comunicación en Dos Direcciones. Si la retroalimentación no se diera, entonces la comunicación no se estableció plenamente y sólo se quedó a nivel unilateral como información.  Retroalimentación es el término que se utiliza precisamente para llamar a la información recurrente o información de regreso, y es muy necesaria porque es la que indica al emisor si el mensaje fue recibido, si fue bien interpretado, si se aceptó y utilizó. Cuando la comunicación es completa, ambos interlocutores estarán más satisfechos, se evitará la frustración y se podrá acordar mejor la relación personal o laboral que se tenga, mejorando consecuentemente los resultados de la relación.

 

ELEMENTOS DE LA COMUNICACIÓN

 

1.      Emisor: Sujeto que inicia,  promueve o mantiene la comunicación, a partir de la percepción, el desciframiento, la interpretación y la codificación de la información que transforma en mensajes.

2.      Mensaje encodificado: Contenido convertido en formas transmisibles tales como  expresiones orales o escritas,  música, gestos por parte del emisor.

3.      Acto ilocucionario: Propósito que persigue el emisor al enviar o presentar su mensaje.

4.      Mensaje decodificado: Contenido convertido por el receptor en signos o en formas entendibles.

5.      Medios o canal: Vehículos para transportar y distribuir los  mensajes a través de canales naturales o artificiales (televisión, libro, radio, cine).

6.      Receptor: Sujeto que recibe, utiliza o continúa el proceso comunicativo mediante la percepción, el desciframiento, la interpretación y la decodificación del mensaje, para responder al mensaje inicial o reaccionar ante él.

7.      Código: conjunto de signos convencionales. Por ejemplo,  el código lingüístico que para este caso es el idioma español.

8.      Acto locucionario: Está constituido por el mensaje y el código. Incluye el componente fonético, el léxico, el sintáctico y el semántico. No sólo basta con el conocimiento del código,  sino también hay que considerar  la competencia para manejarlo, la cual se demuestra  en la capacidad para interpretar y producir mensajes.

9.      Acto perlocucionario: Es un acto no lingüístico, representado por el efecto o consecuencias que producen en el receptor el acto ilocucionario y el locucionario. Este efecto (satisfacción, miedo, duda, admiración, etc.) está determinado por condiciones particulares del receptor, como motivaciones,  valores, ideología, perspectiva del mundo circundante. Por ejemplo, el acto ilocutorio de adular puede producir el efecto perlocutorio de agradar para algunos receptores y para otros, el acto perlocutorio de desagradar.

10.  Contexto: Circunstancias que rodean el momento específico de la comunicación (tiempo, lugar,  medio histórico o sociocultural).

11.  Retroalimentación: Respuesta o motor de la interacción.

12.  Referente: Objeto al que hace alusión el mensaje, realidad a la cual hace referencia la comunicación.

 

TIPOS DE COMUNICACIÓN

 

1.      La comunicación intrapersonal: es un proceso de reflexión y no sale del ámbito privado porque no sale de la propia persona (diálogo con el mismo).

2.      La comunicación interpersonal: la comunicación entre dos individuos. Se utilizan los cinco sentidos. Casi siempre se produce un FREED-BACK inmediato.

3.      La comunicación colectiva: se produce entre una persona y un grupo o entre dos grupos de personas. La comunicación colectiva mantiene características de la comunicación interpersonal: boca- oreja. Tiene además implicaciones psicológicas y sociológicas. Separación individual/colectivo, personal social,....Diferencias en función de tus relaciones con la colectividad.

4.      Comunicación de masas: es el más habitual hoy día. Tiende a la individualización. Es heterogenia y anónima. Incide en la rapidez de la comunicación pero el grado de recuerdo de la comunicación es muy poco.

 

LIBRO DE NOVEDADES

 

Para hacer un uso correcto del Libro de Novedades, se deben seguir los procedimientos siguientes:

  1. Deben escribirse todas las novedades ocurridas durante el turno de servicio.

  2. Se escribirán de acuerdo al orden de entrada, con letra clara y sin borrones ni manchones.

  3. Se mencionara la hora en que se tiene conocimiento de la novedad, usando el sistema horario de 24 horas (de las 0:00 a las 24:00 Horas).

  4. Las Novedades deben escribirse seguidas, renglón tras renglón, sin dejar espacios en blanco ni páginas sin escribir

  5. Todas las novedades van seguidas una de otra, no se permite escribir sobre las novedades ya transcritas. 

  6. La tinta con que se escriban las novedades debe ser color negro, no se permitirá otro color.

  7. El día en que se recibe el turno debe de escribirse después de la última novedad del día anterior, el funcionario saliente firma entregando conforme y el entrante firma recibiendo conforme. –

  8. De existir anormalidades en el turno y el funcionario entrante considera que no puede recibir el turno conforme, deberá de inmediato reportarlo a su Superior, para que este se encargue de solucionar el problema surgido.   

  9. En los puestos donde se necesite llevar control de entrada y salida de equipo, el funcionario consignara en su Libro cuando entre o salga equipo o material, la cantidad y quien lo autoriza, para esto deberá tener el reporte de que persona puede autorizar la entrada o salida de equipo, de no tenerla no se puede permitir que se ingrese o retire el equipo.

  10. El funcionario que sea informado de cualquier novedad de parte del personal que labora en el puesto donde se da la vigilancia, debe de pedirle la identificación al que reporta y de ser posible que le escriba la novedad en el Libro y que firme como responsable de tal información.

  11. El funcionario solo agregara la fecha, hora y el nombre e identificación de la persona que hace el reporte de la novedad.   

En el caso de que no este seguro el funcionario de cómo consignar una novedad de forma correcta, se debe de asesorar de su Superior inmediato, el cual le dirá la forma correcta para el uso del Libro de Novedades.  

 

Material Bibliográfico y fuentes recomendadas

Ferrer, Eulalio (1997). Información y comunicación. México, Fondo de Cultura Económica.
Berlo, David K. (1996). El proceso de la comunicación. México, El Ateneo.
Guajardo, Horacio (1986). Teoría de la comunicación social. México, Ediciones Gernika.
Vander, James (1990). Manual de psicología social. México, Paidós.

| Referencias (0)


 

De la Creación de Colombia a las Negociaciones de una Paz Imposible

Enlace permanente 19 de Mayo, 2011, 15:18

¿Qué había pasado en Venezuela mientras Bolívar realizaba la liberación de Nueva Granada? Como había ocurrido otras veces, aprovechando la ausencia del Libertador, el caudillismo anarquizante levantó de nuevo su estandarte desquiciador y pretendió erigir por encima del orden constitucional que había quedado vigente la insurgencia del golpe de Estado.

Véase lo que Mijares plantea al respecto: "Si el Libertador hubiera podido volver sus miradas hacia atrás en aquellos momentos" —es decir hacia Venezuela— "habría quedado aterrado. Páez, como hemos dicho, se había desentendido por completo de los indispensables recursos que debía enviarle y en la propia capital, Angostura, se preparaba un golpe de estado de peores consecuencias aún. Antes de salir en expedición sobre la Nueva Granada Bolívar había enviado al general Rafael Urdaneta a Margarita a fin de que con soldados de esta isla y los legionarios que iban llegando del extranjero organizara una expedición que debía operar sobre Caracas con objeto de tomarla o aliviar por lo menos la amenaza de los realistas sobre la retaguardia del Libertador; pero tanto el general Arismendi como el gobernador político de la isla general Francisco Esteban Gómez se negaron a obedecer aquellas disposiciones. Que ni un solo soldado saldría de Margarita llegaron a proclamar. En vano Urdaneta y Soublette agotaron todos los recursos de su autoridad y el tacto conciliador que los distinguía. Al fin tuvieron que arrestar a Arismendi y enviarlo a Angostura a dar cuenta de su conducta al Gobierno. Así estaban las cosas en julio de 1819 cuando Bolívar se encontraba en lo más comprometido de su campaña neogranadina. Pronto iba a empeorar; un grupo de congresistas se lanzó contra Bolívar en Angostura a pretexto de que éste no había consultado al Congreso su expedición sobre el virreinato y aunque esta pretensión era absurda puesto que del secreto de aquella empresa dependía su éxito, varios militares uniénrose  a los políticos intrigantes, obligaron a Zea a renunciar la Vicepresidencia y lo sustituyeron por Arismendi. Inmediatamente éste asumió el título de Capitán General y entre otras medidas inconsultas tomó la de arrebatar a Bermúdez el mando del ejército de Oriente para confiárselo a Marino. En resumen, una vez más, completa anarquía militar y política como en los peores tiempos. Si se hubieran derrumbado detrás de él aquellas montañas que

Al recibir noticias de lo que estaba pasando en Angostura, de esta situación anárquica y desquiciadora, el Libertador se apresuró a regresar a Venezuela. Apenas duró en Bogotá 40 días después de Boyacá. El tiempo mínimo necesario para organizar el gobierno republicano y designar a los hombres en cuyas manos dejaría la suerte del país recién libertado.

Hay que pensar en el esfuerzo que había de cumplirse y en las incomodidades que debían afrontarse y vencerse entonces para realizar estos viajes de Bogotá a Angostura a través de una distancia aproximada de 1.500 kilómetros mediante prolongadas jornadas por vías fluviales en incómodas embarcaciones impulsadas a remo sin tomar tregua para el reposo, pernoctando en los escasos parajes que ofrecían mediocre abrigo a lo largo de la ruta. De Ciudad Bolívar a Bogotá en nuestros días el viaje en carro resulta agotador. Cómo sería de extenuante entonces cuando había que hacerlo en interminables jornadas de continuado cabalgar sin hoteles confortables para reponerse del cansancio sino cuando más estrechas posadas camineras o improvisados albergues pueblerinos. El Libertador salió de Bogotá rumbo a Venezuela el 20 de septiembre de 1819. Dos meses y 20 días de continua marcha duró el viaje. La mayor parte del trecho a caballo hasta llegar al Apure y de aquí en embarcación fluvial hasta llegar a Angostura el 11 de diciembre del mismo año. Al destacar la manera como Bolívar realizaba ese viaje, hace notar don Augusto Mijares: "Se nos hace casi imposible concebir ese ir y venir entre Angostura y Bogotá a paso de muía por aquellas soledades que eran desiertos calcinados en la estación seca y lagos interminables en la época de las lluvias. Cuando desmontaba debía dedicarse a despachar la correspondencia para los diferentes jefes militares o dictaba a algún improvisado amanuense sus reflexiones políticas si es que no se dedicaba personalmente a redactar un borrador sobre educación popular o traducir de los periódicos ingleses algo que considerase favorable a la causa patriota".2 Y el biógrafo chileno Campos Menéndez expresa al respecto: "navega por los ríos, galopa por los llanos, escala las montañas, en cada paraje para acelerar las jornadas, muda de cabalgadura, las bestias se cansan, sus acompañantes se cansan, sólo él es incansable porque mientras los demás tropiezan en la realidad, él se desliza por los caminos de los sueños".

 

Primer esbozo de la República de Colombia

 

                El objetivo inmediato de Bolívar tan pronto regresó a Angostura fue asegurar la decisión del Congreso para unir las provincias de Venezuela con las que integraban el virreinato de Nueva Granada y crear con esa unión una poderosa república con el nombre de Colombia. Lo que había anunciado por primera vez en la Carta de Jamaica al hablar del destino futuro de Venezuela y Nueva Granada, lo que había recomendado en el Discurso de Angostura que pronunció el 15 de febrero ante ese mismo Congreso, ahora lo va a reiterar con el respaldo de los hechos cumplidos en mensaje especial que el 17 de diciembre leyó ante la representación nacional y en esta ocasión Bolívar expresó: "Al entrar en este augusto recinto mi primer sentimiento es de gratitud por el honor infinito que se ha dignado dispensarme el Congreso, permitiéndome volver a ocupar esta silla que no ha un año cedía al Presidente de los representantes del pueblo. Cuando inmerecidamente y contra mis más fuertes sentimientos fui encargado del poder ejecutivo al principio de este año representé al cuerpo soberano que mi profesión, mi carácter y mis talentos eran incompatibles con las funciones de magistrado, así, desprendido de estos deberes, dejé su cumplimiento al vicepresidente y únicamente tomé sobre mí el encargo de dirigir la guerra. Marché luego al ejército de occidente que tenía al frente al general Morillo con fuerzas superiores. Nada habría sido más aventurado que dar una batalla en circunstancias en que la capital de Caracas debía ser ocupada y en momento en que esperábamos nuevos auxilios. El general Morillo al aproximarse el invierno abandonó las llanuras de Apure y juzgué que más ventaja produciría a la república la libertad de la Nueva Granada que completar la de Venezuela. Sería demasiado prolijo detallar al Congreso los esfuerzos que tuvieron que hacer las tropas del ejército libertador para conseguir la empresa que nos propusimos. El invierno en llanuras anegadizas, las cimas heladas de los Andes, la súbita mutación de climas, un triple ejército aguerrido y en posesión de las localidades más militares de la América meridional y otros muchos obstáculos tuvimos que superar en Paya, Gámeza, Vargas, Boyacá y Popayán para libertar en menos de tres meses 12 provincias de la Nueva Granada. Yo recomiendo a la Soberanía Nacional el mérito de estos grandes servicios por parte de mis esforzados compañeros de armas. Que con una constancia sin ejemplo padecieron privaciones mortales y con un valor sin igual en los anales de Venezuela vencieron y tomaron el ejército del Rey. Pero no es sólo al ejército libertador a quienes debemos las ventajas adquiridas. El pueblo de la Nueva Granada se ha mostrado digno de ser libre. Su eficaz cooperación reparó nuestras pérdidas y aumentó nuestras fuerzas. El delirio que produce una pasión desenfrenada es menos ardiente que el que ha sentido la Nueva Granada al recobrar su libertad. Este pueblo generoso ha ofrecido todos sus bienes y todas sus vidas en las aras de la patria. Ofrendas tanto más meritorias cuanto que son espontáneas. Sí, la unánime determinación de morir libres y de no vivir esclavos ha dado a Nueva Granada un derecho a nuestra admiración y respeto. Su anhelo por la reunión de sus provincias a las de Venezuela es también unánime. Los granadinos están íntimamente penetrados de la inmensa ventaja que resulta a uno y otro pueblo de la creación de la nueva república compuesta de estas dos naciones. La reunión de la Nueva Granada y Venezuela es el objeto único que me he propuesto desde mis primeras armas, es el voto de los ciudadanos de ambos países y es la garantía de la libertad de la América del Sur. Legisladores, el tiempo de dar una base fija y eterna a nuestra república ha llegado. A vuestra sabiduría pertenece decretar este grande acto social y establecer los principios del pacto sobre los cuales va a fundarse esta vasta república. Proclamadla a la faz del mundo y mis servicios quedarán recompensados".

 

 La Creación de la Gran  Colombia

 

Ese mismo día el Congreso venezolano aprobó la ley fundamental de Colombia que dio creación legal a la república soñada por Bolívar y la cual va a ser su más ambicionada y más querida creación política. Ya que no podía como lo había soñado Miranda formar con toda Hispanoamérica una sola nación, Bolívar intentó crear en el norte de Suramérica una república poderosa, grande en territorio y en recursos que fuera capaz de cumplir un papel rector en los destinos del continente americano y del mundo. Al escribir a Santander dándole cuenta de la creación de la Gran Colombia, le dice: "La perspectiva que presenta este acto memorable es tan vasta como magnífica; poder, prosperidad, grandeza, estabilidad, serán el resultado de esta feliz unión".

El contenido de esa ley fundamental que dio origen a la existencia de la Gran Colombia consta de 19 artículos. Los cuales responden plenamente a la inspiración del Libertador. Sus disposiciones funda-mentales dicen así:

Artículo Primero: La República de Venezuela y la Nueva Granada quedan desde este día reunidas en una sola bajo el título glorioso de la República de Colombia.

Artículo: El Poder Ejecutivo de la República será ejercido por el Presidente y en su defecto por un Vicepresidente nombrados ambos interinamente por el actual Congreso.

Artículo: La República de Colombia se dividirá en tres grandes departamentos: Venezuela, Quito y Cundinamarca que comprenderá las provincias de la Nueva Granada cuyo nombre quedará des hoy suprimido. Las capitales de estos departamentos serán las ciudades de Caracas, Quito y Bogotá. Quitada la mención de Santa Fe.

Artículo: Cada departamento tendrá una administración superior y un jefe nombrado por ahora por este Congreso con título de Vicepresidente.

Artículo: Una nueva ciudad que llevará el nombre del Libertador Bolívar será la capital de la República de Colombia. Su plan y situación se determinarán por el primer Congreso General.

Artículo: El Congreso General de Colombia se reunirá el 1 de enero de 1821 en la Villa del Rosario de Cúcuta que por toda circunstancia se considera el lugar más proporcionado.

Artículo: La Constitución de la República de Colombia será formada por un Congreso General a quien se presentará en clase de proyecto la que ha decretado el actual.

Artículo: El actual Congreso se pondrá en receso el 15 de enero de 1820 debiendo precederse a nuevas elecciones para el Congreso General de Colombia.

Ese mismo día el Congreso de Angostura dispuso designar los nuevos titulares que actuarían al frente del gobierno de la república recién creada. El Libertador fue designado Presidente Provisional de Colombia. El doctor Juan Germán Roscio fue nombrado Vicepresidente del Departamento de Venezuela y Santander Vicepresidente del Departamento de Cundinamarca. El Departamento de Quito quedó sin gobernante designado porque aún permanecía bajo dominio español totalmente. Desde este alegre día del 17 de diciembre de 1819 en que el Congreso de Angostura sancionó la creación de Colombia hasta aquel otro triste 17 de diciembre cuando el año de 1830 expiró en Santa Marta, el Libertador mantendrá indeclinable fidelidad a esa creación política que había surgido como resultado de su esfuerzo emancipador. Mijares lo hace notar cuando asienta: "Bolívar llegó a sentir con tanta intensidad que esta unión de las tres naciones era indestructible que en lo sucesivo muy rara vez se nombrará aisladamente a Venezuela, Nueva Granada o Quito. Para él no existirá sino Colombia. Las glorias de Colombia, el destino de Colombia, los servicios que Colombia exige, la abnegación de los colombianos, el patriotismo de los colombianos, es lo que aparece tanto en sus cartas íntimas como en los documentos oficiales".

Pero no se olvide que al hablar con entusiasmo de Colombia y de los colombianos Bolívar no se está refiriendo sólo a la entidad geográfica de la actual Colombia que entonces se llamaba Cundinamarca ni al gentilicio restringido de los actuales colombianos que entonces eran los neogranadinos. Colombia era para él Venezuela ampliada con Nueva Granada y Quito. Y los colombianos son para él sus compatriotas venezolanos más los hermanos nacidos en Nueva Granada y Ecuador. Bolívar hablaba y actuaba en dimensión abarcadora e integral. No dividiendo en parcialidades restringidas sino ensamblando en unitaria estructura regiones y gentes que tenían un común origen y debían alcanzar un común destino independiente.

Algunos venezolanos de muy cerrado nacionalismo, llevados de un patriotismo intransigente no perdonan a Bolívar haber propuesto a Venezuela, su patria nativa, para erigir por encima de ella esa nacionalidad ultranacional de Colombia. Y por eso proclaman a Páez como el verdadero padre de la nacionalidad venezolana. Porque éste, insurgiendo contra la unidad de la creación bolivariana dio los pasos previos para separar a Venezuela de Colombia y tan pronto murió el Libertador consumó con su prestigio de gran caudillo popular en Venezuela la definitiva separación que abrió paso a la existencia del estado soberano de nuestro país. Quienes tal cosa piensan y proclaman se dejan llevar por un sentimiento limitado de patria y con parcializada miopía política no hacen esfuerzo alguno para comprender y calibrar el gran designio que Bolívar perseguía con la existencia de Colombia unida, su visión continental, su ideal de patria grande, su titánico esfuerzo de plasmar una nación robusta e integradora por encima de cantonalismos estrechos. Fue un hermoso sueño que pareció tener una fugaz vigencia en el tiempo. Tal creación política era la plasmación de una idea que sólo estaba en la mente de Bolívar, al chocar esa idea con los crudos embates de las realidades geográficas, económicas, sociales y políticas no podrá mantenerse y se vendrá al suelo aquella estructura de pueblos integrados que Bolívar pre-tendió realizar. Pero el brillo y la grandeza de esa idea no pueden ser regateados a la luz de criterios localistas. La Gran Colombia durará el tiempo que le restaba Bolívar por vivir. Con la muerte del Libertador desapareció de la escena histórica la Gran República que éste había creado, pero las creaciones de los hombres no se pueden medir por el tiempo que duran, sino por el aliento que las anima y por la finalidad a la cual responden.

Bolívar se manejó en Angostura en esta ocasión con mucho tacto y sutil sentido diplomático. No quiso castigar a nadie por los sucesos ocurridos en su ausencia, y se limitó a otorgar mandos militares distantes a los cabecillas para sacar de Angostura el núcleo militar intrigante. Y así a Arismendi lo nombró General en Jefe del Ejército de las Provincias de Oriente; reemplazó a Marino en Cumaná por Soublette y confió a Mariano Montilla el mando militar en Margarita. Cumpliendo los objetivos de su viaje a Angostura, Bolívar sin tomar descanso emprendió viaje de regreso a Bogotá. El 24 de diciembre de 1819 salió de Angostura y llegó a Santa Fe, el 3 de marzo de 1820. Ahora iba a concertar los planes de la nueva ofensiva que debía darse a la guerra. Era necesario consolidar la liberación de Nueva Granada donde aún quedaban fuerzas rea-listas considerables. Era preciso libertar a Venezuela donde continuaba Morillo con un poderoso ejército. Era indispensable llevar la guerra liberadora hacia el sur de Nueva Granada para dar independencia al territorio del Ecuador considerada como parte integrante de Colombia por haber pertenecido hasta esos momentos al virreinato de Nueva Granada. Había que actuar en diversos frentes, pues la obra estaba aún a medio hacer.

 

Fernando VII promulga la Constitución de Cádiz

 

En esas circunstancias ocurre algo inesperado que da nuevos giros a la lucha emancipadora. Al comenzar el año de 1820 un suceso de gran trascendencia para la evolución de la lucha armada por la independencia que se libraba en América hacía 10 años ocurre en la propia España. La vigencia del absolutismo monárquico que Fernando VII había restaurado desde su regreso en 1814 hizo crisis en forma inesperada. El 1 de enero de 1820 un bando real publicado en toda España ordenaba que partiesen nuevas fuerzas militares con rumbo a las colonias para sofocar en ellas la aspiración de independencia. Fernando VII alentado por la Santa Alianza pensaba hacer un nuevo esfuerzo para recuperar su tambaleante imperio americano. Pero la opinión pública española consideraba ya inútil todo esfuerzo que se hiciera para imponer por la fuerza la dominación sobre las colonias que estaban en avanzado estado de rebeldía. Cuando Nueva Granada era ya libre, lo mismo que Chile, Paraguay y el Río de la Plata. Y cuando la causa de la independencia se afianzaba día por día en el resto de América. Además, los soldados españoles estaban informados de lo mortífero e infructuoso de aquella guerra que se libraba en el Nuevo Mundo. Y en el seno del ejército español las ideas liberales y democráticas esparcidas por la Revolución Francesa y entonces en plena efervescencia en Europa habían calado profundamente y despertaban anhelos vigorosos de transformación gubernativa. Ahora el despotismo real aparecía a los propios españoles inaceptable. Y en las mentes de muchos se impuso la conveniencia de luchar para incorporar a España al progreso del ejército español las ideas liberales y democráticas esparcidas por la Revolución Francesa y entonces en plena efervescencia en Europa habían calado profundamente y despertaban anhelos vigorosos de transformación gubernativa. Ahora el despotismo real aparecía a los propios españoles inaceptable. Y en las mentes de muchos se impuso la conveniencia de luchar para incorporar a España al progreso político que entonces cundía por el resto del mundo. De esto se derivó una revolución militar progresista en la propia España. El grito de insurrección fue dado por el comandante Riego, jefe del batallón Asturias; y todo el ejército español hizo causa común con esa actitud. Fernando VII se vio obligado a jurar la constitución liberal de 1812, la cual había abolido al regresar del cautiverio que le impusiera Napoleón y el envío proyectado de las grandes fuerzas expedicionarias con destino a las colonias para aplastar la revolución de independencia no pudo llevarse a cabo. Con el año de 1820 comienza así una nueva era política en la metrópoli española bajo el signo de una monarquía constitucional y la vigencia de un orden democrático basado en la soberanía del pueblo y los derechos del hombre. Cuando menos se esperaba, España se convertía en un estado liberal y dejaba a un lado el absolutismo monárquico, el despotismo a la cual había estado acostumbrada. El nuevo equipo ministerial que ahora actuaba al frente del gobierno español tomó medidas para extender a las colonias el orden nuevo que vivía ahora la metrópoli. Precisas instrucciones fueron enviadas a los jefes de fuerzas españolas que actuaban en América en el sentido de buscar una conciliación con los jefes de la revolución de independencia.

El general Morillo la recibió en junio de 1820 y al día siguiente dispuso publicar y poner en vigencia en Caracas la constitución liberal española de 1812, la misma que Monteverde no había querido respetar. Creía el gobierno de España que con esa medida podría lograrse la pacificación de las colonias sublevadas y que la paz podría concertarse mediante negociación sobre la base de continuar las colonias formando parte del imperio español, pero igualadas en derechos políticos con la metrópoli bajo la vigencia del orden constitucional, democrático y liberal que tal constitución establecía. Para ilusión de parte de los gobernantes españoles que muy tardíamente querían hacer concesiones a las colonias paz reaccionó violentamente al apreciar en su justa valía semejante despropósito. Waldo Frank al comentar la actitud asumida por  el jefe español en esta ocasión observa: "Comprendía Morillo lo que tenían de absurdo aquellas invitaciones enviadas desde Madrid a los supervivientes de Monteverde, de Boves, de él mismo, a los vencedores de Boyacá que tirasen al mar su república a cambio de unos derechos que se les reconocían en el papel y bajo la constitución española". A estas alturas de 1820, después de tanta sangre derramada la idea de patria había ganado mucho terreno en la conciencia de la gente; y el empeño emancipador se encontraba robustecido y acrecentado para alcanzar la ansiada meta de la independencia. Gil Fortoul lo hace notar cuando dice: "Diez años de propaganda y combates habían ya transformado la opinión pública. En Venezuela la casta de mestizos en las primeras épocas de la revolución, mostraba mayor simpatía con los realistas que por los republicanos; mostrábase  ahora encariñada con la causa de la independencia. Hasta los llaneros que representaban la parte más inculta de la casta mestiza empezaban a comprender que amaban ya la patria libre".

El general Morillo, orgulloso y soberbio al recibir las instrucciones que le ordenaban acercarse a los jefes de la revolución para negociar con ellos la paz, consideró tal cometido como una humillación. No obstante adelantó el cumplimiento de la nueva tarea con una maniobra destinada a provocar división en el frente patriota. Se dirigió en forma separada a Bolívar, a los principales jefes militares y al propio gobierno de Angostura. Como base para concertar la paz les propuso cese de las hostilidades por un mes, prestar juramento a la constitución española de 1812 y enviar diputados a las cortes que se reunirían en España. Sobre estas condiciones pensaba asegurar el cese de las hostilidades. Pero en esta ocasión recibió unánime rechazo, tanto del gobierno de Angostura como de los jefes militares venezolanos, los cuales le hicieron saber que Bolívar era el único autorizado para representarlos en negociaciones de tal índole con lo cual el frente patriota dio una demostración efectiva de unidad y solidez que echó por tierra el designio que Morillo había alentado de negociar por separado el fin de la lucha en Venezuela. La guerra en nuestra patria había vuelto a iniciarse por occidente. Bolívar con tropas seleccionadas repetía ahora una ofensiva parecida a la Campaña Admirable, desde los valles de Cúcuta había pasado al Táchira y de aquí a Trujillo. Morillo para cerrarle el paso se había movido con lo más granado de sus fuerzas y había ido a parar a Carache. En la tierra trujillana, la misma donde había surgido el decreto de Guerra a Muerte, se libraba ahora a fines de 1820 la nueva fase de la lucha. El jefe español después de cinco años de fiero combate se había dado cuenta de lo invencible que resultaba el anhelo emancipador y de lo inútil que era por parte de España empeñarse en recuperar los territorios sublevados, y ahora para complementó se veía obligado a entablar negociaciones de paz por expresas instrucciones de su gobierno. Además deseaba regresar a España y dejar en otras manos la suerte final del conflicto. Todo eso explica el empeño y paciencia que puso Morillo para llegar a un acuerdo temporal de paz con el ejército que Bolívar comandaba. Las negociaciones continuaron en los meses siguientes, pero ahora fueron llevadas por los comisionados de Morillo y Bolívar. El asunto se negocia ahora de potencia a potencia. De un lado España representada por Morillo, del otro la República de Colombia representada por el Libertador Presidente.

 

Armisticio y Tregua a la Guerra

 

No fue fácil llegar a una tregua entre los dos ejércitos que venían combatiéndose hacía 10 años y en el curso de las negociaciones casi fracasan éstas por un incidente que despertó la cólera del Libertador. Gil Fortoul lo narra con reveladores detalles: "Un oficial español" —dice Gil Fortoul— "conductor de pliegos a Trujillo" —estaban realizando la negociación— "fue invitado a la mesa del Libertador y como en el curso de la comida se propasase a insinuar que sus jefes le exigirían previamente la contramarcha de los patriotas a su anterior cuartel general de la frontera granadina, Bolívar le replicó airado: Diga usted a sus jefes que él se retirará a sus posiciones de Cádiz antes que yo a Cúcuta". Y al punto escribió a Morillo con fecha de 20 de noviembre: "el teniente coronel Pita ha tenido la imprudencia de decirme que Vuestra Excelencia piensa que yo debo evacuar el territorio libre de Venezuela para volver a ocupar mis posiciones de Cúcuta; no es el gobierno español el que puede dictar condiciones ultrajantes y últimamente ofensivas a los intereses de la República de Colombia". Morillo contestó al día siguiente, diciendo: "El carácter de Pita acerca de Vuestra Excelencia no ha sido otro que el de un mero conductor del pliego que tuve la honra de dirigirle y las especies que haya producido con mayor o menor ligereza deben reputarse como efectos de una conversación particular que ninguna influencia puede tener en nuestras negociaciones".  Salta a la vista a través de estas expresiones de Morillo el espíritu conciliador que lo animaba a proseguir en búsqueda del armisticio que ansiaba concertar. Contestó a Bolívar con alta dosis de mesura y equilibrio procurando allanar obstáculos y pasar por alto susceptibilidades entorpece-doras. Al fin, el 25 de noviembre de 1820 se llegó a la firma del anhelado tratado de armisticio. Dicho tratado venía a favorecer en buena hora no sólo los planes de Morillo que estaba ansioso de regresar a España dejando pacificado siquiera fuera transitoriamente el territorio donde había actuado como jefe, sino además los planes que con su acostumbrada visión de futuro adelantaba el Libertador. Por el lado republicano o patriota sus ventajas eran a todas luces valiosas porque abría la posibilidad de una negociación con España para llegar al reconocimiento de Colombia y si no se llegaba a eso, porque creaba una tregua de seis meses que podía ser bien aprovechada para lograr lo que Gil Fortoul señala con mucha precisión al decir: "Organizar mejor el ejército republicano, circular el plan de la próxima campaña entre las diversas divisiones repartidas en un territorio inmenso y prepararse a librar una batalla definitiva".

El tratado de armisticio comienza así: "Deseando los gobiernos de Colombia y España transigir las discordias que existen entre ambos pueblos y considerando que el primero y más importante paso para llegar a tan feliz término es suspender recíprocamente las armas para poderse entender y explicar, han convenido...". Nótese que por primera vez figuraba la República de Colombia frente a España en un tratado público. Dos estados concertando un convenio de igual a igual. Eso significaba de hecho el reconocimiento por parte de España de que existía Colombia como entidad soberana y que sus anteriores colonias: La capitanía general de Venezuela y el virreinato de Nueva Granada ya habían dejado de formar parte de su imperio americano. Mijares ha hecho notar este reconocimiento tácito que Colombia logró de su existencia como Estado en el artículo primero del tratado de armisticio, dice al respecto: "Quedaba, pues, reconocida la existencia de la república. Y Colombia comenzaba a tratar con su antigua metrópoli de igual a igual". Desde luego los jefes españoles se dirigen ahora a Bolívar como Presidente del nuevo Estado. Por fin veían desaparecer los republicanos aquellos calificativos de traidores, rebeldes, insurgentes que durante 10 años habían caído sobre ellos y que tanto habían impresionado al pueblo". Las bases de la tregua concertada se numeran en 15 artículos.

El artículo 14 merece particular atención. Allí se dice: "Para dar al mundo un testimonio de los principios liberales y filantrópicos que animan a ambos gobiernos, no menos que para hacer desaparecer los horrores y el furor que ha caracterizado la funesta guerra en que están envueltos, se compromete uno y otro gobierno a celebrar inmediatamente un tratado que regularice la guerra conforme al derecho de gente y a las prácticas más liberales, sabias y humanas de las naciones civilizadas". Al día siguiente conforme a lo dispuesto en este artículo 14, fue firmado el otro tratado, el llamado en la historia "De Regularización de la Guerra". Debiera llamarse en realidad, más justicieramente de "Humanización de la Guerra", porque en lugar del procedimiento de exterminio del enemigo que ambos contendores venían aplicando con furor y con fiero espíritu de represalia, este tratado estableció las condiciones humanitarias que regularían en adelante la realización de las hostilidades si se llegaban a reanudar después del armisticio concertado el día antes. Resalta en sus disposiciones la nobleza de inspiración y el respeto que se consagra hacia el enemigo vencido, prisionero o muerto; y las normas regularizadoras de las actividades guerreras que ahora encauzan las operaciones conformes a dictámenes conciliables, con un alto concepto de humanidad y de caballerosidad. Todo lo cual puede exhibirse orgullosamente como un valiosísimo aporte que Venezuela hizo en aquella hora a los más avanzados principios del derecho internacional en lo concerniente a la manera civilizada y respetuosa de hacer la guerra. Dicho Tratado fue en realidad una creación venezolana porque su redacción fue obra del más caballeroso y humanitario General del Ejército Venezolano, Antonio José de Sucre, que ahora empezaba a destacarse en el círculo de los colaboradores inmediatos del Libertador.

Por una casualidad sorprendente este tratado que ponía fin a los excesos de la guerra a muerte se concertaba y firmaba en la misma ciudad de Trujillo y en el mismo local donde siete años antes Bolívar había lanzado la célebre proclama punitiva que amenazaba con el exterminio a los españoles y canarios si no colaboraban con la causa emancipadora. Lo hace notar O'Leary que fue testigo de estos sucesos, al decir: "Coincidencia singular, el filantrópico tratado que hizo desaparecer el sanguinario carácter de la guerra y estableció un código más suave y conforme a la civilización como el que rige en las naciones más adelantadas de Europa se firmó y ratificó por Bolívar en la misma casa en Trujillo en que siete años y medio antes había firmado el terrible decreto de Guerra a Muerte.

Después que los tratados menciona dos fueron debidamente firmados por los comisionados de una y otra parte tuvo lugar la célebre entrevista de Santa Ana, pequeña localidad andina, a medio camino entre la Ciudad de Trujillo, donde Bolívar se encontraba, y el pueblo de Carache, residencia provisional de Morillo. La iniciativa para tal entrevista partió del jefe español. Cinco años y medio llevaba Morillo combatiendo en Venezuela y Nueva Granada, las fuerzas patriotas que Bolívar alentaba y dirigía. En muchos encuentros se habían enfrentado como en el de Semen en la Campaña del Centro del año 18 donde Bolívar fue derrotado y Morillo recibió un tremendo lanzazo y en los librados después, el año 19, en la Campaña de Apure, donde los dos ejércitos estuvieron maniobrando en forma paralela, a veces separados apenas por el curso de un río; pero nunca los dos jefes contenedores se habían visto personalmente. Ahora había llegado la oportunidad de conocerse. Cuando Morillo llegó a Venezuela ardía en deseos de eliminar a Bolívar. Recuérdese que estuvo a punto de lograrlo en Jamaica cuando las autoridades realistas de Caracas dirigidas por el Brigadier Moxó instigaron el asesinato de Bolívar a manos de negro Pío. Que después hizo el otro intento de dar muerte al Libertador por una partida de realistas en el Rincón de los Toros sin que se lograra tampoco el siniestro propósito. Pero ahora a estas alturas de 1820 Morillo había terminado por admirar aquel  esfuerzo incansable de Bolívar y aquellas dotes extraordinarias que había puesto en juego para mantener la Revolución y para lograr resultados sorprendentes en el campo militar y en el político. Ahora deseaba conocerlo y para eso propuso una entrevista. Aquí cedemos la palabra a O'Leary porque todos los relatos de lo que ocurrió en Santa Ana de historiadores y biógrafos están derivados de la descripción que el irlandés, quien fue testigo presencial, dejó de este suceso para la posteridad. Dice así: "Concluido tan importante negociado" —se refiere a los tratados— "manifestó el General Morillo vivos deseos de conocer personalmente a Bolívar y solicitó una entrevista por medio de su comisionado a la que de buen grado accedió. Escogióse para verificarla la miserable Aldea de Santa Ana por hallarse a igual distancia de ambos campamentos. En la mañana del 27 de noviembre se presentó el General Morillo en el lugar señalado con una escolta compuesta de un escuadrón de Húsares y acompañado por cosa de cincuenta oficiales de rango entre los cuales se hallaban el General La Torre. A poco rato llegué yo a anunciarle al General Morillo que el Libertador estaba en camino y no tardaría en llegar. El General preguntó qué escolta traía el Jefe de la República. Contesté que sólo venían en su séquito diez o doce oficiales y los comisionados realistas y de que no traía escoltas. Bien —dijo Morillo— muy pequeña creía yo mi guardia para aventurarme hasta aquí, pero mi antiguo enemigo me ha vencido en generosidad. Voy a dar órdenes a los Húsares para que se retiren". Así lo hizo inmediatamente. Preguntóme luego quiénes eran los oficiales españoles particularmente odiosos al Presidente. Y habiendo satisfecho yo la pregunta observó que ninguno de ellos estaba presente. Poco después se divisó la comitiva del Libertador en la colina que domina el pueblo de Santa Ana. Morillo, La Torre y los principales oficiales se adelantaron a encontrarle. El General Español iba de rigurosos uniforme llevando las órdenes militares y demás insignias recibidas del Soberano por sus servicios. Al aproximarse las dos comitivas quiso Morillo saber cuál era Bolívar. Al señalárselo exclamo: "¡Cómo! aquel hombre pequeño, de levita azul y gorra de campaña y montado en una muía". No bien había acabado de hablar cuando el hombre pequeño estaba a su lado y al reconocerse los dos generales echaron ambos en el acto pie a tierra y se dieron un estrecho y cordial abrazo y después de este saludo se dirigieron a la mejor casa del pueblo donde el General Morillo había hecho preparar un sencillo banquete en honor de su ilustre huésped. En el curso del día durante la comida se habló alegremente sobre los sucesos de la guerra. Sentimientos de noble generosidad fueron el tema de las conversaciones de aquel día que vino a ser tan memorable en los anales de Colombia. Los principales personajes dieron ejemplo de mutua tolerancia. Bolívar parecía perdonar la equivocada fidelidad que había privado a la patria de tantos de sus más distinguidos hijos. Y Morillo con igual tacto respetó la política rigurosa adoptada por su rival para asegurar la Independencia de Colombia. Cada cual admiró la constancia de su adversario en vencer los obstáculos que se le opusieron, pues parecía que los hombres y la naturaleza se hubiesen esforzado en contrariar sus designios. De ambos lados se concibieron esperanzas de que ningún incidente desgraciado les obligaría renovar hostilidades. Bolívar quiso que en caso de dudas sobre algún punto del tratado se sometiera y decidiera por un arbitramiento de comisionados nombrados al efecto y por su parte dijo que escogía desde luego al General Correa, español de nacimiento, hombre de honor y justiciero. El General Morillo propuso la creación de un monumento en el sitio en que había abrazado a su rival para recordar a las generaciones futuras la sinceridad con que los beligerantes representados por sus jefes respectivos, en el primer momento de calma habían relegado al olvido sus rencores personales y la nacional antipatía. Esta idea generosa fue acogida por Bolívar con placer e inmediatamente pusieron mano a la obra, los oficiales patriotas y realistas allí presentes y uniendo sus esfuerzos arrastraron una gran piedra cuadrada hasta el sitio indicado para que sirviera de base a la columna propuesta y sobre esta piedra los Jefes que por tan largos años habían combatido como adversarios con tanta saña renovaron sus ardientes votos de concordia y humanidad. La noche puso fin a los regocijos del día, pero no separó a los generales rivales. Bajo un mismo techo y en un mismo techo y en un mismo cuarto durmieron profundamente Bolívar y Morillo. Desquitándose tal vez de las muchas noches de vela que mutuamente se habían dado".

Conforme lo había previsto el tratado de armisticio la tregua que éste establecía podía ser aprovechada para concertar negociaciones definitivas de paz. Bolívar tomó las medidas que le parecieron convenientes para tal resultado y con ese fin nombró  dos comisionados como representantes plenipotenciarios de Colombia para que se trasladaran a España con un doble objeto: negociar el reconocimiento definitivo por parte de España de la Soberanía e Independencia de la República de Colombia y concertar la paz definitiva para evitar la continuación de la guerra. Tales comisionados fueron José Rafael Revenga, quien era el Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia y el Gobernador de Bogotá José Tiburcio Echeverría. Pero mientras pensaba en la posibilidad de que dicha misión lograra esos resultados no dejaba de tomar precauciones adecuadas para el caso contrario en que tuviese que reanudarse la guerra. A fin de que la ruptura del Armisticio no sorprendiera desprevenidos a los Ejércitos Republicanos. Cuando los comisionados partieron hacia Europa llevaban instrucciones un tanto elásticas de parte de Bolívar, de lo que podían hacer en el caso de negociar con España en cuanto a delimitar compensaciones territoriales y en cuanto a libertad de comercio entre los dos países. Pero en lo relativo a la Independencia y forma de Gobierno las instrucciones que les trazó eran muy precisas e inmodificables, pues decían a la letra: "Como tal vez entra en las miras de la España proponer algún Príncipe de la Casa de Borbón para soberano de Colombia protestarán como semejante proposición que no será aceptada por ningún motivo aunque se ofrezcan las mayores ventajas. Esta propuesta debe hacerse extensiva no sólo a los Borbones, sino a cualquier Casa Reinante de Europa. Colombia será independiente, soberana y libre de toda dominación extranjera o dejará de existir". Recuérdese que el Conde de Aranda en el reinado de Carlos III, siendo Embajador de España en París, con visión previsora de adelantarse al propósito emancipador que él veía venir para las colonias españolas había propuesto un plan al monarca de crear varios reinos autónomos en América con las colonias que España poseía poniendo a su frente Príncipes de la Casa de BorBón. Era una manera hábil de evitar que las colonias se independizaran, pues quedarían así en estrecha colaboración con la metrópoli española y  solidarizadas por vínculos de familia con la casa reinante en España que era la Dinastía Borbónica. Esto lo había propuesto Aranda antes de que estallase la Revolución de Independencia. Pero Bolívar conocía dicho plan y quiere evitar que alguna propuesta en tal sentido pudieran aceptar los comisionados que enviaba a negociar con España el reconocimiento de la Independencia de Colombia. Tampoco acepta un Príncipe de otra casa reinante de Europa, pues está animado del propósito indeclinable de mantener a Colombia como República y libre de toda injerencia o protección extranjera y por eso les ha dicho con inequívoca claridad: "Colombia será independiente, soberana y libre de toda dominación extranjera o dejará de existir". En esta frase está de cuerpo entero la voluntad indeclinable de Bolívar de mantener y consolidar la Independencia de la República Colombiana por encima de todo obstáculo que en el futuro pretendiera oponer España o el mundo. Antes que dejar de ser libres perecer, antes que perder la Independencia alcanzada ya tras esfuerzos penosos a lo largo de diez años de guerra era preferible dejar de existir. Esto es, o todo o nada. Tal es la acerada consigna que el Libertador trazó a los comisionados, revela­dora del temple y decisión que sabía poner para preservar los destinos de las patrias que estaba creando con la pujanza de su espada y de su pluma. Esta misión diplomática de Revenga y Echeverría no alcanzó resultado alguno. El Gobierno de Fernando VII continuaba empeñado con miope terque­dad en no admitir la Independencia de Co­lombia. Una cosa hacían en América los Generales de España y otro resolvía el Go­bierno de Madrid. Véase como ejemplo reve­lador cuatro días después de firmado el Ar­misticio en América, el embajador español en Londres con fecha 30 de noviembre de 1820 hacía saber a Zea, quien se encontraba en Inglaterra como agente confidencial de Colombia, que el Gobierno de España los co­misionados inadmisible la Independencia de sus colonias americanas. Y al llegar a Espa­ña los comisionados de Bolívar, el Gobierno Español no les reconoció carácter oficial ni quiso entrar en relación alguna con ellos. Gil Fortoul ha hecho un comentario elocuente y certero haciendo ver lo insensato de la acti­tud española de querer mantener sus colo­nias; unas colonias que ya no controlaba militarmente. Dice Gil Fortoul: "Y aquí es fuerza de notar de nuevo el error radical de la diplomacia española. Apenas se concibe cómo la corona viendo que casi todo el continente americano estaba ya resuelto a emanciparse permaneciese firme en su empeño de reducirlo a la obediencia o por la fuerza o con vagas promesas de garantías constitucionales. Y en lo relativo a Colombia mayor era todavía la candidez de pensar que un caudillo como Bolívar adiestrado en 10 años de guerra y hombre de alto entendimiento pudiera al fin abandonar la causa de la independencia para resignarse el puesto de segundón de Morillo o de La Torre o cambiar el noble ideal de toda su vida por algún destino de aparato en la antigua corte de Fernando VII. España alucinada por los recuerdos de su historia se creía aún armada del brazo conquistador de Carlos V o protegida por la astuta cabeza de Felipe II. Sin reflexionar un solo instante en que en aquellos caudillos de Ultramar a quienes trataba desdeñosamente de sediciosos y rebeldes, habían reaparecido con más rigor que en la Península, las dos grandes fuerzas del hispano clásico: la fe en el éxito y la constancia indomable". Todo resultó inútil en las relaciones entre España y Colombia, no había llegado aún la hora de la diplomacia y del advenimiento conciliador. Había que hacer hablar otra vez los cañones y los fusiles y lograr por la fuerza de las armas lo que España negaba aún con obcecada terquedad.

 

La culminación de la lucha en Venezuela hasta el triunfo de Carabobo

 

El armisticio laboriosamente concertado no duró el tiempo previsto de 6 meses. Sucesos inesperados ocurridos en Maracaibo terminaron con la tregua recién comenzando el año 1821.

¿Qué paso en Maracaibo para esa fecha? Recuérdese que a la hora de iniciar Venezuela su proceso emancipador con el movimiento del 19 de abril de 1810, Maracaibo no pudo incorporarse al esfuerzo revolucionario porque allí los realistas controlaron la situación lo mismo que en Coro y en Guayana. Ahora, después de celebrado el Armisticio, Maracaibo seguía como uno de los baluartes del dominio español en Venezuela. Había quedado en la zona ocupada por los realistas y estaba por eso bajo la soberanía española aunque por su puerto podían salir comisionados colombianos al extranjero y mantenerse relaciones de intercambio comerciales con Colombia. Tres elementos de gran importancia aunaron sus esfuerzos para cambiar esa situación y lograr que Maracaibo se incorporase resueltamente a la soberanía de la recién creada Colombia. El Cabildo de la ciudad, el gobernador de la provincia, llamado Francisco Delgado y el General Rafael Urdaneta uno de los más destacados luchadores por la Independencia, leal y eficaz colaborador del Libertador quien era para esos momentos el Jefe Militar de la República en todo el occidente de Venezuela con sede en Trujillo. Según afirma Gil Fortoul el nuevo cabildo que acababa de ser nombrado en Maracaibo por elección popular conforme a la Constitución de Cádiz que los españoles habían puesto en vigencia, y el propio Gobernador Delgado, escogido por las autoridades realistas, venían en tratos secretos con el General Republicano Rafael Urdaneta. No es cosa de extrañar que así fuera, pues Urdaneta era nativo de Maracaibo y ahí contaba con muy valiosas vinculaciones en todos los sectores. Para un patriota tan fervoroso como era Urdaneta le ha debido doler que su ciudad nativa siguiese en poder realista y por eso ha debido poner en juego toda su influencia para planificar de acuerdo con las autoridades de la ciudad un golpe popular a favor de la independencia y en respaldo de la soberanía colombiana. Tal es la versión que los historiadores venezolanos presentan apoyada en las propias memorias del General Urdaneta. Gil Fortoul con sintética visión da cuenta de lo que ocurrió en Maracaibo de la siguiente manera: "El 28 de enero de 1821 una asamblea popular promovida por las mismas autoridades españolas, es decir por el Cabildo y por el Gobernador de la Provincia, declaró que el territorio de

Maracaibo se constituía en República Democrática y se unía a los pueblos de Colombia. Y al día siguiente el oficial patriota José Heras que se hallaba en Gilbratar con un destacamento ocupó la plaza de acuerdo con los revolucionarios".

Cuando este suceso ocurrió ya Morillo no se encontraba en Venezuela. Y ahora el jefe de las fuerzas españolas era el General La Torre; éste será el último jefe español que le tocó defender en Venezuela la causa del Rey y tan pronto supo lo de Maracaibo consideró que ese hecho violaba el armisticio vigente. Desde Cúcuta donde se encontraba entonces el Libertador escribió a La Torre sobre lo ocurrido en Maracaibo con fecha 19 de febrero de 1821. Es una larga misiva donde pueden apreciarse las razones y argumentos hábilmente expresados con sutileza y tacto diplomático para explicar a La Torre por qué Colombia no veía en tal hecho causa suficiente de ruptura del armisticio. Las razones principales que Bolívar alega son: "El armisticio de Trujillo no incluye ninguna cláusula que nos prive del derecho de amparar a aquél o aquellos que se acojan al gobierno de Colombia". "Maracaibo dejó de ser dominio español desde el 28 de enero, y las armas de Colombia, ocupándolo, han ocupado un país que estaba fuera de las leyes españolas, que no era ya parte de la Nación a que V.E. pertenece".

Aunque lo de Maracaibo no hubiese ocurrido los comisionados de Bolívar hubieran encontrado en la Península la misma actitud de frialdad y negativa de parte del gobierno español, pues ya éste había fijado la línea a seguir en su política frente a las colonias rebeldes como lo reveló el Embajador de España en Londres, Duque de Frías, a Zea con fecha 30 de noviembre de 1820, al decirle: "En cumplimiento de las órdenes que acabo de recibir de mi gobierno debo participar a Vuestra Señoría que el Ministerio de Madrid de su Majestad después de considerar detenidamente la propuesta de reconciliación entre España y sus provincias disidentes de ultramar, que Vuestra Señoría me dirigió en carta del 4 de octubre último, ha encontrado que la base principal de aquellas propuestas, la Independencia, y por consiguiente toda su naturaleza es absolutamente inadmisible". Véase pues, que ya España tenía fijado so criterio al respecto antes de que llegasen los comisionados de Bolívar a Madrid. Ya había puesto una barrera infranqueable. Tratar de Independencia de las colonias rebeldes es para España absolutamente inadmisible Podría negociar con ella sobre otra base, pero nunca sobre la base de reconocerles la Independencia. El arbitramiento propuesto por Bolívar por la cuestión de Maracaibo no llegó a realizarse nunca. El Libertador comprendió que no podía esperar de España el reconocimiento de Independencia de Colombia y que debía emprender una nueva campaña para decidir la suerte de Venezuela en el terreno de la acción militar. Por eso participó a La Torre desde Trujillo el 5 de marzo y el 10 del mismo mes desde Boconó que marchaba a los llanos a los cuarteles del ejército patriota de Barinas y San Fernando donde quedaría en espera de proposición de paz en caso de tener por base la Independencia de Colombia y que en caso contrario continuaría la guerra hasta llegar a una solución definitiva.

 

Se reanuda la guerra

 

Al reanudarse las hostilidades el 28 de abril de 1821 la situación que poseían las fuerzas realistas en Venezuela no resultaba favorable a la causa española. Gil Fortoul lo ha hecho notar cuando dice: "El día fijado para las hostilidades el ejército español no dominaba sino la Plaza de Cumaná y el territorio de la provincia de Caracas comprendido entre el Río Uñare en la frontera oriente y la ciudad de Guanare por la parte de Occidente". No obstante que el territorio controlado en Venezuela por los españoles se reducía a esa porción señalada por Gil Fortoul, el total de recursos humanos con los cuales contaban aún las fuerzas realistas en Venezuela según el citado autor era de 10.400 soldados de todas armas, aguerridos y disciplinados. Pero la situación moral de los realistas a la hora en que se rompieron de nuevo las hostilidades estaba profunda-mente quebrantada en contraste con el tono anímico de los combatientes republicanos que iba en creciente ascenso.

Tanto el Jefe Español La Torre como el Libertador coincidieron en orientar las operaciones militares, una vez rota la tregua del armisticio, conforme a un plan de concentración de fuerzas para librar una batalla decisiva. No se quería prolongar más la guerra en acciones dispersas, sino arriesgarlo todo en una batalla campal que decidiese de una vez la suerte de la lucha. La Torre fue a situarse con el grueso de sus fuerzas en la llanura de Carabobo después de replegar sus divisiones desde Occidente al Centro debido a la presión ejercida por el Ejército Republicano de Oriente sobre Caracas y el Libertador dispuso concentrar las diversas porciones del ejército republicano para ir en su busca, lo cual se hizo en San Carlos a la altura del 15 de junio.

Las características de los ejércitos que se enfrentaron en Carabobo fueron las siguientes: Bolívar había movilizado un total de 10.000 hombres para librar la batalla, pero no pudieron concurrir sino 6.4000, los 3.600 restantes se encontraban enfermos en los hospitales. El total de combatientes realistas llevados por La Torre a la llanura fue de 5.180 hombres. De ese total la mitad eran españoles o europeos y la otra mitad eran venezolanos. Todavía a esta hora de Cara-bobo había gente nacida en Venezuela que seguía defendiendo la causa del Rey.

 

La Batalla de Carabobo (1821)

 

Para comprender las condiciones que presentaba el escenario donde se libró la acción decisiva de Carabobo y explicar la estrategia que el Libertador aplicó allí resulta muy ilustrativa una página del biógrafo Waldo Frank. Dice este autor: "La llanura de Carabobo que desciende suavemente hacia el norte en dirección a Valencia está cerrada por el sur o por el sudoeste por una hondonada de monte bajo que sólo pueden salvar los hombres y caballos en fila india. En el este la cruza una carretera que va desde Valencia hacia el sur. Por el oeste a varios centenares de pies por debajo de la llanura separada de ella por una hondonada descubierta había una manigua tan espesa, espinosa y enmarañada que sólo podía atravesarse abriéndose camino paso a paso con el machete. La Torre bajo la lluvia se situó de cara al sur en el terreno más elevado de la llanura con unos 5.500 hombres, su artillería podía barrer el terreno y su caballería desplegada a su izquierda se hallaba dispuesta a descubrir cualquier aproximación. Estas únicamente eran posibles por el sur, el este o el sudeste. Bolívar oculto en una choza de una colina lejana leyó la tranquilidad del español en la disposición de sus tropas y decidió atacarlo por donde no lo esperaba a través de la manigua del oeste. Era la misma estrategia empleada en Pisba, es decir, atacar por el acceso imposible. Sus fuerzas combatientes que habían quedado reducidas a unos 6.400 hombres formaban tres divisiones. Páez mandaba la primera en la que formaba la legión británica, los Bravos de Apure y doce escuadrones. Cedeño la segunda y Plaza y la tercera. Señaló a Páez la empresa fundamental de abrir paso por la imposible manigua del oeste. Y dos horas y medias necesitaron aquellos rudos jinetes para vencer el bosque, los matorrales, el barro y la lluvia caída. Cuando salieron a la hondonada descubierta cargó contra ellos la caballería de La Torre. Este había situado ya su artillería, pero se vio obligado a rehacer por completo su formación. Los llaneros fueron rechazados. Entonces avanzó en su lugar la legión británica y los soldados hicieron fuego con la rodilla en tierra sin ceder entre las granadas de cañón que los diezmaba. Mientras los británicos se sostenían Páez rehizo su caballería y se lanzó otra vez a la carga. En ese instante Bolívar hizo avanzar a Cedeño, cruzando el barranco del sudoeste y cuando la segunda división desembocó en el llano, lanzó su tercera división al asalto desde el sur dejando rodeado a La Torre. Antes de una hora el general español estaba derrotado y sus tropas en dispersión". La maniobra estratégica ordenada por el Libertador fue la clave decisiva del triunfo alcanzado. Ella consistió en entretener por el frente con la 3a División, mientras flanqueada al enemigo por su derecha con las divisiones la y 2a.

Datos aportados por don Vicente Le-cuna revelan que las pérdidas realistas en Carabobo, según relato oficial, ascendieron a 3.500 hombres, 1.200 heridos y muertos, 1.500 prisioneros y 800 dispersos. A Puerto Cabello llegaron unos dos mil hombres que era el resto del orgulloso ejército real. Menos de una hora duró la batalla, pero en ella quedó aplastado el ejército realista y sellada la independencia de nuestro país. El alto mando español con La Torre y Morales logró escapar protegido por el batallón realista Valencey, y fue a encerrarse en Puerto Cabello. Pero ya no habrá más dominio español en suelo venezolano. Las pérdidas patriotas fueron pocas en número, apenas 200 muertos y heridos, pero muy sensibles por la calidad de los muertos, entre quienes se contaron, los jefes de gran capacidad militar como Cedeño y Plaza y aquel humilde hombre del pueblo llamado Pedro Camejo a quien se conocía en el ejército con el nombre expresivo y sonoro del Negro Primero porque siempre acometía al enemigo de primero en toda carga. Es todo un símbolo de la representación popular en el ejército republicano, aunque en sus iniciales andanzas guerreras militó en las filas realistas de Yánez, comprendió después que su puesto estaba en las huestes de Páez. Y con admirable resolución puso el concurso de su brazo combatiente al servicio de la causa republicana hasta morir aquí en Carabobo peleando con bravura ejemplar. La raza de los negros venezolanos que Bolívar quiso con tanto empeño rescatar de la esclavitud humillante para elevarla a la dignidad de la ciudadanía republicana, en plano de igualación con los otros grupos sociales, encontró en Negro Primero un digno representante a la hora de forjar la patria con el sacrificio de la propia vida.

El significado de triunfo de Carabobo fue decisivo para la causa republicana. Con esa victoria quedó asegurada la Independencia de Venezuela, se afianzó la soberanía de Colombia y se pudo continuar hacia el sur del continente la empresa emancipadora que Bolívar adelantaba. Una vez tomadas las medidas complementarias de tipo militar que consideró oportunas, Bolívar, acompañado de Páez, pasó a Caracas donde permanecerá pocos días mientras organizaba el gobierno de Venezuela. O'Leary ha dejado la visión de aquellos gratos días pasados por el Libertador en su ciudad natal y los sitios que había frecuentado en sus días juveniles. Dice: "Casi rayó en delirio el entusiasmo de los habitantes de Caracas al ver entre ellos el esforzado campeón de la Independencia americana. Aunque ya entrada la noche cuando se supo su llegada a la ciudad un gentío inmenso de todas clases y condiciones invadió su casa ansiosos de verle, no fue sino después de media noche cuando pudo escapar de la grande ovación para entregarse al descanso que tanto había menester. No obstante su larga ausencia de Caracas y del entrañable cariño que le tenía y de la necesidad de reposo después de las fatigas de la campaña y del despacho incesante de los negocios públicos, su permanencia fue sólo de pocos días. Organizado el gobierno de la provincia y dejando instrucciones a Soublette para la buena marcha de la administración, regresó a Valencia y aunque visitó una vez más la Capital de Venezuela fue aún más breve su estancia en ella. En el camino principal de Caracas a Valencia está situada la famosa hacienda de San Mateo que había heredado de sus padres y que era de todas sus propiedades a la que tenía Bolívar más apego por los recuerdos que le traía a la memoria. Allí pasó la infancia con sus dulces encantos y luego los días apacibles y felices de la juventud. Más tarde fue también aquel sitio memorable teatro de sus glorias. En esta hacienda se detuvo por algunos días entregado a las gratas labores de la vida campestre a que tanto era adicto. De los mil esclavos que poseía antes de la Revolución sólo halló tres e inmediatamente les dio la libertad. Volvió a Caracas como ya he dicho y el primero de agosto partió definitivamente con destino a Bogotá a dar cima al glorioso proyecto que le preocupaba entonces: La libertad del Sur de la República, pues para él no había vagar en tanto hubiese enemigos que combatir.

Bolívar sintió siempre un entrañable efecto por Caracas y de buena gana hubiese prolongado su estada en ella, pero estaba de por medio continuar en otros ámbitos la lucha por la libertad a que se había consagrado enteramente. Gil Fortoul lo ha hecho notar cuando dice: "Comprendió que la libertad de Venezuela y Nueva Granada sería siempre cosa aleatoria mientras quedasen ejércitos españoles en los países del sur y marchó a completar allí su empresa de emancipación".

 

La Gran Campaña del Sur

Con la Campaña del Sur comienza la etapa culminante de la vida y de la actuación de Bolívar, pues es el período de apogeo de su empeño emancipador, cumplido en distintas latitudes del patrio suelo para ampliar el ámbito de la libertad sobre tierras de América que aún permanecían sujetas al dominio español. Ya estaba asegurada la independencia de Nueva Granada y Venezuela; ya se había estructurado con ellas la república de Colombia, cuya organización constitucional acababa de sancionar el Congreso de Cúcuta, y hubiera podido el Libertador quedarse en Bogotá, ejerciendo las funciones presidenciales que ese Congreso había puesto en sus expertas manos de guerrero y estadista; parecía llegado el momento, a estas alturas de 1821, de hacer un alto en el incesante guerrear, que permitiera cambiar las azarosas actividades del vivac por la más descansada tarea de dirigir el gobierno de la república que él mismo había creado tras titánica lucha, pero al cabo de once años de guerrear sin tregua, creando ejércitos de la nada con los cuales alcanzó variadas alternativas de triunfos y derrotas, no obstante, Bolívar no considera concluida su labor de luchador. Él no podía conformarse con ritmo de vida sosegada, pues su temperamento era nervioso e inquieto, inclinado a la acción constante y aún quedaba campo para desplegar acción en realizaciones de trascendencia para el destino de los pueblos que había libertado. Por eso él no pudo conformarse con la sosegada tarea del magistrado que sentado ante una mesa recibe las cuentas de los Ministros, dirige las sesiones del Gabinete y estudia planes de acción político-administrativa para resolver los múltiples problemas de una república recién instalada y de gran dimensión. Esas labores, según la opinión de Bolívar debían ser cumplidas por otra persona de genio más paciente y laborioso como Santander, mientras él se lanzaba a continuar la acción guerrera rumbo al Sur, donde aún había fuerzas realistas empeñadas en mantener el dominio de España.

 

Se inicia la Campaña del Sur

 

Cuando Bolívar se lanzó a luchar por la independencia desde aquellos lejanos días de 1810 no fue sólo para libertar su patria, Venezuela, sino para dar una proyección continental como antes lo había pensado hacer Miranda al ideal de independencia de los pueblos hispanoamericanos; por eso su empeño emancipador no estaba colmado con haber realizado la independencia de Nueva Granada y Venezuela y haber creado con ellas Colombia la Grande. Había que seguir hacia el Sur, cumpliendo tarea de emancipar pueblos y de crear con ellos repúblicas soberanas. Ese era el llamado de la gloria que Bolívar no pudo desatender. Eso explica que ahora marchara rumbo al Sur a seguir cumpliendo su gran misión de llevar la libertad dignificante a regiones del continente que aún permanecían bajo el régimen humillante del coloniaje, pues como ha dicho Mijares, Bolívar tenía la convicción de que mientras subsistiera en América un solo núcleo de importancia en poder de los españoles peligraba la independencia de todo el continente. Eso explica también el empeño de confiar el gobierno de Colombia en manos de Santander y sólo permanecer en Bogotá el lapso necesario para ultimar los preparativos conducentes a la nueva campaña que había pensado realizar.  Lecuna aporta el dato de que llegó a Bogotá el 22 de octubre y el 13 de diciembre partió para el Sur; pero antes de salir de Cúcuta rumbo al Sur, Bolívar tomó una iniciativa diplomática de proyección continental destinada a concertar una acción coordinada en el plano internacional de los pueblos de Hispanoamérica que se habían libertado de España y habían comenzado a transitar vida independiente. Anhela estructurar una confederación americana en la cual había pensado desde 1815 cuando escribió la Carta de Jamaica. Recuérdese que allí señaló esta idea cuando dijo: "es una idea grandiosa pretender formar de todo el mundo nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo, ya que tienen un origen, una lengua, unas costumbres y una religión debería por consiguiente tener un solo gobierno que confederase los siguientes estados que hayan de formarse mas no es posible porque climas remotos, situaciones diversas, intereses opuestos, caracteres desemejantes dividen a la América! Qué bello sería que el istmo de Panamá fuese para nosotros lo que el de Corinto para los griegos" —se refiere a la significación que tuvo en la historia antigua de Grecia el istmo de Corinto, donde se reunían aquellos congresos anfictiónicos que unificaron la voluntad de Grecia para realizar empresas comunes-. "Ojalá que algún día tengamos la fortuna de instalar allí un Augusto Congreso de los representantes de las repúblicas, reinos e imperios a tratar y discutir sobre los altos intereses de la paz y de la guerra con las naciones de las otras partes del mundo. Esta especie de cooperación podrá tener lugar en alguna época dichosa de nuestra regeneración".

Con estos planteamientos que forman parte muy destacada de su carta profética, el Libertador ya insinuaba cuando pasaba días de exilio la idea de una Confederación Americana y de un organismo internacional para regular el concierto del mundo, lo cual hace de él un precursor destacado no sólo de la concepción panamericana, sino además de las instituciones de rango mundial que aparecieron en el siglo XX para velar por la cooperación entre las naciones de la tierra y preservar el mantenimiento de la paz entre los pueblos, como fue primero la Liga de las Naciones creada al terminar la primera guerra europea y esta organización que ahora rige de las Naciones Unidas como un súper organismo de rango universal surgido en 1945 al terminar la segunda guerra mundial que ha perturbado nuestro siglo. Antes de pasar a Bogotá, el 10 de octubre de 1821, mientras preparaba la campaña del Sur, dispuso enviar dos misiones diplomáticas en viaje por la América a proponer ese proyecto de confederación americana a los distintos gobiernos independientes que existían por entonces en el continente. Para la República del Perú, Chile y Buenos Aires fue comisionado el brillante hombre de letras don Joaquín Mosquera y para la República de México don Miguel Santamaría, político de relieve, nativo de aquel país, pero entusiasta servidor del gobierno de Colombia. El objetivo que cumplirían estos dos comisionados viajeros era enterar a esos gobiernos de la conveniencia de formar una liga entre las repúblicas americanas para sostener la soberanía adquirida contra poderes extraños que entonces amenazaban el futuro independiente de estos países (recuérdese que ya funcionaba en Europa un organismo reaccionario que deseaba defender los intereses monárquicos de la dinastías europeas como era la Santa Alianza) y crear una asamblea de plenipotenciarios, a manera de consejo general, para conocer los asuntos de interés común y actuar como árbitro en las discordias que pudieran surgir entre las nuevas naciones. Este es el proyecto de rango internacional que el Libertador quiso realizar cuando más tarde convocó el Congreso de Panamá, actuando como jefe del gobierno peruano. La idea, pues de la confederación americana que Bolívar alentó consistía en formar una alianza de naciones hermanas en que cada una ejerciese su propia soberanía y al mismo tiempo se uniesen para rechazar cualquier ataque proveniente del exterior. Para mantener la vigencia de esa unión debía funcionar periódicamente un congreso de representantes de todas las naciones miembros de esa liga. Al referirse a esta iniciativa de trascendental proyección el biógrafo alemán Masur ha dicho: "Al despuntar el año de 1822 tuvo lugar un cambio en la vida de Simón Bolívar. Se había colocado en la esfera de las decisiones continentales, y su área de actividad habría de ser todo el hemisferio sur-occidental. La idea continental se había constituido en el factor determinante de todos sus planes y aspiraciones desde que había escrito la carta de Jamaica.

­­­­­­­­­­­­­­­­­­

Después de Carabobo

Se sucede la Campaña del Sur. Luego de Boyacá y Carabobo, Bolívar, acompañado por Antonio José de Sucre, continúo hacia el sur de Colombia.

El 7 de Abril de 1822 Bolívar derrotó a los realistas en Bomboná, mientras Sucre lograba la victoria en Pichincha el 24 de mayo.

En Perú, luego de dirigirse a sus soldados, Bolívar logra su última victoria militar el 6 de Agosto de 1824 en la Batalla de Junín.

Finalmente, en Ayacucho, Sucre derrotó definitivamente a los españoles el 9 de Diciembre de 1824. (complementar)

Batalla de Carabobo

Para el 28 de abril de 1821 el ejército patriota estaba bien organizado. Este día salieron todas las divisiones desde sus respectivos puntos de partida, menos la división de Páez, quien salió de Achaguas el 10 de mayo. Todos debían concentrarse en San Carlos.

Urdaneta sale de Maracaibo vía Coro y Carora, donde debe quedarse por enfermedad; Bolívar inicia la marcha en Barinas con dirección a Guanare y San Carlos; Páez salió de Achaguas, y tras una Penosísima marcha al mando de 2.500 hombres y conduciendo 2.000 caballos de reserva y 4.000 novillos para el abastecimiento del ejército, llegó a San Carlos el 4 de junio.

A Cruz Carrillo le correspondió una misión muy importante, la diversión en Occidente, de manera que siguió la ruta Trujillo-Carache-El Tocuyo-Quíbor-Barquisimeto. Su tarea era sólo la de impedir que las tropas realistas concurrieran a auxiliar a los suyos. Igual misión tuvo Bermúdez, quien salió de Barcelona también con el propósito de distraer a los realistas de Caracas. Presentó batalla en El Calvario, y aunque fue derrotado, sirvió para lo que se quería, es decir, evitar la reunión de la gran masa del ejército realista en Carabobo.

El domingo 24 de junio de1821 se enfrentaron, a las 12 del mediodía, 4.079 realistas contra 6.500 patriotas. Apenas la mitad, aproximadamente, de los efectivos pudo participar en la batalla, que culminó en cuestión de una hora. La división de Páez fue prácticamente la única que intervino, con sus llaneros y la Legión Británica. Plaza y Cedeño murieron por impetuosidad, cuando ya la batalla estaba decidida.

Bolívar dirigió el ejército patriota y Miguel de La Torre el realista. Fue tan contundente la hazaña de Páez, que el Libertador lo ascendió a General en Jefe en el mismo campo de batalla.

La batalla de Carabobo aseguró la independencia de Venezuela, si bien hubo que esperar hasta el 24 de julio de 1823 para rubricarla definitivamente con la batalla naval del Lago de Maracaibo. El último reducto de los realistas, el castillo de Puerto Cabello, cayó bajo las armas de José Antonio Páez.

Campaña de Carabobo

Campaña terrestre decisiva de la Guerra de la Independencia en Venezuela; recibe ese nombre porque culminó con la batalla dada el 24 de junio de 1821 en la sabana de Carabobo. Desde mediados del año anterior el Libertador Simón Bolívar, con la cooperación del general Antonio José de Sucre y de otros oficiales de su Estado Mayor, había empezado a planificar esta campaña, la cual quedó en suspenso cuando se firmaron en noviembre de 1820 los Tratados de Armisticio y de Regularización de la Guerra. A partir de febrero de 1821, se empezaron a deteriorar aquellos tratados, a raíz de la incorporación de Maracaibo, desde enero, a la República; y el plan de campaña fue reactivado en el Estado Mayor General republicano. Al no producirse un acuerdo entre el jefe español Miguel de la Torre y el Libertador sobre el destino de Maracaibo (que el primero pretendía que fuese devuelto a las autoridades realistas) el armisticio fue denunciado antes de expirar, y las operaciones militares debían reiniciarse a fines de abril de 1821.

El plan estratégico de Bolívar consistía en concentrar en Araure o en San Carlos a los ejércitos de occidente y del llano y avanzar con esta fuerza unida bajo sus órdenes contra la Torre, al mismo tiempo que el general José Francisco Bermúdez marchaba hacia Caracas desde el oriente. Mientras se cumplía el plazo estipulado para la terminación del armisticio, el general Manuel Cedeño, al frente de sus jinetes, recorría los llanos de Casanare, Apure y Barinas para recoger ganado destinado a la subsistencia del ejército. En los últimos días de abril las divisiones republicanas se pusieron en movimiento hacia sus objetivos. Los cuerpos de la guardia, bajo las órdenes directas de Bolívar, avanzan desde Barinas y Trujillo; un destacamento de la vanguardia al mando del coronel Juan Gómez, se dirige hacia Guanare y bate el 28 de abril a las fuerzas de observación realistas acantonadas en las inmediaciones de Boconó de Barinas. El coronel José de la Cruz Carrillo se dirige a El Tocuyo, en vía hacia Nirgua, para intentar ocupar a San Felipe y amenazar a la guarnición española de Valencia. El coronel Remigio Ramos, que acaba apenas de abandonar las filas realistas para incorporarse a las de la República, actúa en los llanos barineses. Desde Maracaibo, las fuerzas que manda el general Rafael Urdaneta marchan a libertar a Coro, para luego, por Barquisimeto, incorporarse al grueso del ejército.

Más de la Batalla de Carabobo

Para hablar de la batalla de Carabobo tenemos que comenzar desde el año de 1820 ya que tiene una significación especial en el itinerario de nuestra independencia. Es el año de la firma de los tratados del armisticio y de la regularización de la guerra. En esa marcha hacia la nacionalidad, iniciada en 1819, nuestros ejércitos, que hicieron de la muerte un rito, de la gloria un señuelo y de la libertad la razón última de su lucha, vieron aflorar hechos muy significativos. Fernando vii, presionado por la revolución liberal, cambia el sistema absolutista por el de la constitución de 1812. Tiene esto repercusión en américa, a donde llega la orden del rey para que se arbitren medios que conduzcan a una reconciliación con los jefes republicanos. Morillo recibe los recaudos el 6 de junio y procede a su publicación. Desconocimiento total de la idiosincrasia criolla era pretender que por la simple proclamación del régimen constitucionalista américa se retrotraería nuevamente a los tiempos en que la autoridad del rey era ciega y universalmente acatada. Ignoraban los señores que hablan resucitado la constitución de Cádiz que diez años de cruentas guerras no pasan en vano y que habían sido suficientes para encender el deseo de una patria libre, independiente y soberana.

Pablo Morillo comunica a Simón Bolívar y demás jefes patriotas que ya han dado órdenes para que los ejércitos realistas suspendan hostilidades. Envió emisarios ante el libertador y las autoridades de Angostura, portadores de una voluntad de buscar soluciones pacíficas a lo que la misma corona había iniciado con sangre. Más por buena fe que por ingenuidad, los patriotas creyeron en la sinceridad de la oferta. Mas no cedieron ante las pretensiones españolas que pedían la adopción y juramento de la constitución gaditana y el envío de diputados a las cortes: que los jefes patriotas conservaran  el  mando,  pero  supeditados   al  comandante español o directamente a  la metrópoli. Aceptar tales condiciones hubiera sido renunciar definitivamente a la república independiente. Los ejércitos nuestros habían nacido para una misión sublime: promover y sostener los derechos de nuestra tierra, haciendo de ella una patria libre y autónoma. Morillo insiste, en su correspondencia dirigida a Bolívar, encareciendo  la  conveniencia  de suspender hostilidades, como paso previo a la negociación de la paz.

El 25 de noviembre de 1820, en la ciudad de Trujillo, se firma el armisticio, y al día siguiente, el tratado de regularización de la guerra. En el primero se establecía que "tanto el ejército de Colombia, como el español suspenden sus actividades de toda clase, desde el momento en que se comunique la ratificación del presente tratado, sin que pueda continuarse la guerra ni ejecutarse ningún acto hostil entre las dos partes en toda la extensión del territorio que posean durante el armisticio."

Para los ejércitos nuestros este tratado era ventajoso si la negociación llegaba a buen término, España tendría que reconocer la soberanía de nuestra tierra. Si el resultado era negativo, se aprovecharía la tregua para organizar mejor el ejército republicano, preparar el plan para la próxima campaña y librar después  una  batalla decisiva con los mejores augurios de triunfo.

En el tratado de regularización de la guerra se estableció el deseo de los "gobiernos de Colombia y España" de manifestar al mundo el horror con que ven la guerra de exterminio que  ha devastado hasta ahora estos territorios convirtiéndolos en teatro de sangre, lo mismo que de regularizar la guerra que existe entre ambos bandos, "conforme a las leyes de las naciones cultas y a los principios más liberales y filantrópicos".

Vana ilusión la de los patriotas. Pronto los hechos vinieron a demostrar que España no tomaba en serio ningún compromiso y seguía considerando la revolución americana como una simple insurrección, mientras nuestros héroes y jefes eran tildados de facciosos.

Después de tantas muestras de incumplimiento, era inútil esperar que la corona diera noble cumplimiento a las otras promesas. Por ello el libertador Simón Bolívar decide buscar la libertad por medio de las armas. Esperar por más tiempo para aventurar en una gran campaña la suerte de la libertad americana hubiera sido precario y peligroso. Y denuncia el armisticio en marzo de 1821. "el plan de la campaña fue concebido desde el primer momento como un gran movimiento de concentración y convergencia sobre el ejército español en el centro del país. Tendría que haber una acción decisiva, en los campos de  Valencia y de Aragua, para sellar la larga lucha de la independencia de Venezuela".

Esta gran batalla marcó definitivamente la independencia de Venezuela. Se realizó al oeste de Valencia en una pequeña llanura bordeada al norte y al oeste por numerosas colinas y cerros llamada Carabobo. En este lugar el 24 de junio de 1821 los realistas perdieron el territorio de Venezuela y los patriotas, dirigidos por Simón Bolívar, lograron la hazaña que sello la libertad del país y de otras naciones. Se describe aquí la estrategia para lograr tan rotundo éxito.

Como líder de guerra, Simón Bolívar venía planificando con mucho tacto esta campaña, ya que su meta era asegurar la independencia de Venezuela y de las demás naciones hermanas. Estos países, Venezuela, Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia, hoy en día llevan el nombre de repúblicas bolivarianas. El libertador Simón Bolívar se planteó como objetivo estratégico unir las tropas patriotas y dividir las realistas. Estaba seguro que en la unión estaba la fuerza y en la división la debilidad. Para lograr este objetivo, buscó concentrar todas las tropas patriotas en San Carlos, en el centro del país. Ahí estableció su cuartel general. Luego partiría hacia Carabobo para reunirse con el resto de sus hombres y presentar combate al ejército realista el cual estaba al mando del Mariscal de Campo Miguel de la Torre y Pando.

El recorrido de las tropas patriotas hacia el punto de reunión con el libertador tuvo transcendencia en los resultados finales, pues desde Maracaibo salió el general de División Rafael Urdaneta, y en su paso liberó Coro y Barquisimeto. Desde Barinas, pasando por Trujillo y Guanare, salió Simón Bolívar. De los llanos de Apure, Achaguas, salió el general de división José Antonio Páez reuniéndose en Guanare con Simón Bolívar. De Oriente, arrancando de Cumaná, salió el General de División José Francisco Bermúdez, liberando Caracas y La Victoria con la misión de atraer la atención del enemigo con el movimiento de las tropas, Bolívar estaba buscando despistar al ejército realista. El Mariscal de Campo Miguel de la Torre comete el grave error de enviar sus mejores batallones a enfrentar a Bermúdez. Al ver que vienen los realista, Bermúdez sigue las ordenes de Bolívar, se retira. Ya que las mejores tropas estaban intentando interceptarlo y se vuelve vulnerable y fácil de vencer. Esta táctica logró dividir las fuerzas realistas debilitándolas; desde Trujillo marchó el Coronel José de la Cruz Carrillo con la misión de hacer creer a los realistas que su fuerza son las más considerables “la punta de vanguardia”, es decir se ejecutaría una operación de engaño denominada diversión.

El 24 de junio, el libertador se levantó muy temprano y en las alturas de buena vista observó con su catalejo de campaña la disposición del ejército realista en Carabobo. Bolívar observó que no podría  enfrentar el ejército realista por el frente ni por el Sur. Entonces ordenó al general José Antonio Páez y Cedeño marcharan con su ejército por la izquierda y atacaran la derecha de los realistas que estaba descubierta y, la división de plaza tenía que seguir la ruta del centro que conducía a la posición realista.

De esta manera Páez logra penetrar la línea de fuego y luego el resto del ejército, y se produjo el gran enfrentamiento, la gran batalla comenzó a las 11:00am y duro menos de una hora; con resultados desastrosos para las fuerzas realistas que salieron huyendo hacia Puerto Cabello con sólo 400 hombres de los 4300 soldados que integraban su ejército. Con la victoria de Carabobo culminó la destrucción del poder español en Venezuela y se completó la liberación del territorio y así finalizaron las guerras por la independencia del país.

En la campaña participaron grandes hombres con ideales de patria, libertad y lealtad, conocidos como héroes de la independencia. Algunos de ellos perdieron su vida en tan noble causa. se puede destacar al general en jefe Santiago Mariño, General José Francisco Bermúdez, General de División Manuel Cedeño, Coronel Julián Mellado, Cnel. Ambrosio Plaza, Coronel Cruz Carrillo, Teniente Pedro Camejo (negro primero) héroes que no lograron ver el final de la batalla, pues murieron durante el fragor del combate junto a un gran número de soldados y mujeres cuyos nombres nunca se llegaron a conocer y hoy en día se les rinde homenaje permanente en el inmortal campo de Carabobo a través de un monumento conocido como la tumba del soldado desconocido.

__________________________________________________________________________________________________________

Tratado de armisticio

 

El Tratado de Armisticio y Regularización de la Guerra fueron dos acuerdos firmados entre la República de Colombia (Gran Colombia) y el Reino de España el 25 y el 26 de noviembre de 1820 en el pueblo de Santa Ana de Trujillo, Venezuela. Mediante estos tratados quedaba oficialmente derogada la guerra a muerte, se acordaba una tregua de seis meses además de constituir de facto un reconocimiento del estado colombiano por España.

El Capitán General Pablo Morillo recibe instrucciones el 6 de junio de 1820 desde España para que arbitré con Simón Bolívar un cese a las hostilidades. Morillo informa a Bolívar sobre el cese al fuego unilateral del ejército español y la invitación para conferenciar un acuerdo de regularización de la guerra. Los plenipotenciarios de ambos bandos se entrevistan y el 25 de noviembre hacen lo mismo Bolívar y Morillo.

El 25 mismo se firma el Armisticio entre la República de Colombia y España el cual suspendía todas las operaciones militares en mar y tierra en Venezuela y confinaba a los ejércitos de ambos bandos a las posiciones que sostenían el día de la firma según lo cual la línea de demarcación entre ambos:

El río Unare, remontándolo desde su embocadura al mar hasta donde recibe el Guanape; las corrientes de éste subiendo hasta su origen; de aquí una línea hasta el nacimiento del Manapire; las corrientes de éste hasta el Orinoco; la ribera izquierda de éste hasta la confluencia del Apure; éste hasta donde recibe al Santo Domingo; las aguas de éste hasta la ciudad de Barinas, de donde se tirará una línea recta hasta Boconó de Trujillo; y de aquí la línea natural de demarcación que divide la Provincia de Caracas del Departamento de Trujillo

El Tratado de Reguralización de la Guerra fue firmado por los plenipotenciaros el 26. Mediante este acuerdo ambos bandos se comprometían a hacer la guerra "como lo hacen los pueblos civilizados", acordando el respeto a los no combatientes, el canje de prisioneros y a acabar definitivamente con las viejas prácticas de la guerra a muerte.

Morillo y Bolívar se entrevistaron personalmente el 27 de noviembre celebrándose el célebre abrazo de Santa Ana. Ese mismo día fueron firmados ambos tratados por los jefes de ambos bandos.

El armisticio se rompió antes de lo pactado. El 28 de enero de 1821 se produjo un pronunciamiento en la ciudad de Maracaibo, que había permanecido realista casi desde el principio de la independencia, en el cual declaraba a la provincia de Maracaibo unida a Colombia. El general venezolano Rafael Urdaneta ocupó rápidamente la ciudad con varios batallones ligeros. Miguel de la Torre protestó la medida como una violación del tratado y Bolívar a su vez argumentó su legalidad. Al no llegar a un acuerdo sobre Maracaibo ambos bandos acordaron el reinicio de las hostilidades el 28 de abril.

 

| Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

<<   Mayo 2011  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías
General [52] Sindicar categoría
Alonso, Gallego y Honey (1994) [5] Sindicar categoría
comunicacion efectiva [1] Sindicar categoría
Conductas inteligentes [3] Sindicar categoría
Derechos Humanos [1] Sindicar categoría
evaluacion del desempeño [1] Sindicar categoría
evaluacion del talento humano [2] Sindicar categoría
Formatos de evaluacion [1] Sindicar categoría
Gerencia [15] Sindicar categoría
habitos de estudios [1] Sindicar categoría
la gerencia contemporanea [1] Sindicar categoría
Metacognicion [1] Sindicar categoría
MOTIVACION [2] Sindicar categoría
Representaciones graficas [2] Sindicar categoría
SOLUCIÓN DE PROBLEMAS [1] Sindicar categoría
UNEFA [7] Sindicar categoría